RSS

La cumbre del clima de Katowice (Polonia)

Durante esta semana, se celebra en la localidad polaca de Katowice, la cumbre mundial del clima. Los datos que recogemos en la gran mayoría de las estaciones meteorológicas del mundo, nos muestran año tras año, trimestre tras trimestre, un constante aumento de la temperatura global a nivel del suelo. Si queremos dejar a nuestros descendientes un planeta habitable, no queda más remedio que actuar con urgencia, intentando detener dicho calentamiento. Es por ello que los líderes políticos y económicos mundiales se reúnen regularmente para tratar este asunto en grandes y pomposas cumbres como las de Rio, Kyoto, París o, este año 2018, Katowice, una ciudad en el centro de una de las grandes cuencas carboníferas del mundo. Y es que el carbón y los demás combustibles fósiles, como el petróleo y el gas natural, al ser usados como fuentes de energía, son los responsables de la emisión de los principales gases de efecto invernadero, entre ellos el CO2.

En el siguiente vídeo, elaborado por la NASA, se comprueba fácilmente el incremento de la temperatura global durante los dos últimos siglos:

En el mapa que se expone a continuación, elaborado por una universidad norteamericana y publicado en el portal Motherboard, se puede observar en qué medida se van a ver afectados por el cambio climático y qué grado de preparación ante los efectos del mismo, tienen los diversos países del mundo.

mapa del cambio climático

 A la vista del mismo, podemos extraer una conclusión rápida y contundente: los países con menores emisiones de gases de efecto invernadero, es decir, los que menos han contribuido al calentamiento global, son los que más van a padecer los efectos negativos del mismo; por el contrario, los países más contaminantes son los que recibirán un impacto menor y los más preparados para hacerles frente. ¿Injusto? Terriblemente injusto. Las medidas que se tomaron en su día, trataban de compensar esta situación, distribuyendo “derechos” de emisiones consideradas asumibles, entre los diferentes estados del mundo. De esta manera, quien contaminaba por encima de la cantidad que se le había asignado, pagaba a los países menos contaminantes por “hacer uso” de sus derechos de emisión no utilizados. El protocolo de Kyoto establecía estas cantidades y la UE pronto confeccionó una tabla de derechos y emisiones para sus países miembros. En el caso de España, la crisis vino a favorecer el cumplimiento de los compromisos adquiridos, pero el inicio de la recuperación económica supuso la vuelta a niveles de emisiones por encima de lo permitido, con el consiguiente pago de multas. En la imagen siguiente se puede observar la evolución de la emisión de gases de efecto invernadero en España, así como las proyecciones que hacia el futuro presentan las mismas. Si pinchas en ella, además, enlazas con el artículo de El País en el que se desarrolla dicha información.

Otra cara de este problema poliédrico es la fuerte dependencia económica que en muchos países se tiene de la explotación del carbón, tanto por la fuente de riqueza que es en sí mismo, como por el enorme número de puestos de trabajo que genera. Y hay que atender también este tipo de impactos, tal como se puede ver en el mapa de Europa expuesto a continuación:

mapa carbón Europa

Por todo ello, conviene estar al tanto de los compromisos adquiridos en materia de reducción de emisión de este tipo de gases por los distintos países contaminantes. Leer la noticia de RTVE o del diario EL PAIS, nos permite comprender mejor todo lo dicho. Pincha para ello en las dos fotografías

https://elpais.com/sociedad/2018/12/01/actualidad/1543686099_558961.html

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 04/12/2018 en Geografía

 

La geografía puede salvar vidas

Este año estamos asistiendo a una concentración especialmente alta de desastres causados por los llamados fenómenos climatológicos adversos. Posiblemente nada nuevo si no fuera por la sospecha de que el cambio climático puede estar detrás de muchos de ellos o, al menos, de la virulencia con la que se manifiestan, y en segundo lugar, por el despliegue mediático que los sigue al minuto y nos los hace, si cabe, más presentes aún en nuestra vida cotidiana.

Si en otras áreas del planeta, los huracanes, los terremotos y tsunamis, los volcanes o los corrimientos de terreno, pueden ser especialmente peligrosos y devastadores, España tiene en los incendios forestales y en las inundaciones, sus riesgos y desastres medioambientales de cabecera.

Es de todos conocido que en los países con elevado riesgo sísmico, la población recibe información acerca de las medidas a tomar en caso de terremoto, y para la población que se encuentra en la costa, las alertas de tsunami son inmediatas si el terremoto ha tenido lugar en el mar; las áreas con riesgo de huracanes están al corriente de la actividad y la dirección de las células depresionarias que los originan, gracias al servicio de meteorología. Podríamos enumerar diversas medidas preventivas y de actuación para cada riesgo y catástrofe medioambiental conocida que, aunque siempre insuficientes, logran reducir los daños físicos y las víctimas a tasas más asumibles, especialmente en los países con sistemas de comunicación y de educación eficaces.

Y en España, ¿qué se hace para estar prevenidos y minimizar nuestros riesgos más conocidos? Respecto a los incendios forestales, la política de prevención tiene una larga trayectoria y la campaña es recurrente año tras año, cuando comienza la “temporada” de incendios. Hoy en día se utilizan medios muy sofisticados para la detección temprana de los incendios (incluyendo el uso de satélites), y los medios empleados en su extinción también son numerosos y efectivos. Es cierto que podría hacerse más, y que se debe insistir en la política forestal actual, más centrada en la vegetación autóctona, lo que ayudará a reducir el número de incendios y la superficie quemada. Pinchando en el siguiente mapa podéis acceder a un mapa interactivo con más información sobre los incendios forestales en España durante las últimas décadas.

Mapa incendios forestales

Pero, ¿qué podemos decir sobre los riesgos relacionados con las crecidas de nuestros ríos, íntimamente ligados a la irregularidad de las lluvias propia de nuestro clima mediterráneo u oceánico de transición? Pues, básicamente, poco. O mejor dicho, que se ha avanzado mucho en los planes de evacuación y labores posteriores a la inundación, así como en  la comunicación del peligro, pero poco en la legislación hidráulica que debería evitar la construcción y canalización de los cauces de los ríos, prever las riadas de ciclo largo, y promover la planificación y la ordenación urbana destinada a minimizar los riesgos. En el siguiente artículo, podemos profundizar en la importante labor que la geografía y la hidrología pueden llevar a cabo desde el aprendizaje de sus enseñanzas.

Abbc riadas

En este otro artículo de eldiario.es, podremos comprender mejor la incidencia del cambio climático en el día a día de nuestra relación con los fenómenos meteorológicos, tanto con los que hasta ahora venían siendo normales, como con los menos habituales pero cada vez más frecuentes e intensos que acompañan al cambio climático global.

Diario

 
Deja un comentario

Publicado por en 26/11/2018 en Geografía

 

Juegos para repasar geografía (durante el verano y más allá…)

Aunque la mayor parte de ellos se refieren a datos geográficos y nombres de lugares, está bien practicar la memoria y los reflejos en una materia en la que, ante todo, se debe razonar a partir de las relaciones que se establecen entre los distintos elementos, procesos y factores que explican el espacio y la sociedad en que vivimos.

El primero de ellos es Seterra, que ofrece muchas posibilidades en cuanto a territorios sobre los que jugar, y al que podéis acceder pinchando en la siguiente imagen:

Captura2

En este otro, podéis jugar a “pasapalabra” con nombres de ciudades y provincias de España:

Captura3

El Instituto Geográfico Nacional ofrece, además de numerosos recursos que podéis utilizar como apoyo para las clases e, incluso, como material de trabajo en ellas, varios puzzles con los que recordar vuestros conocimientos geográficos:

Captura4

Finalmente, para repasar los conocimientos adquiridos durante el curso o repasar antes de los exámenes, “testeando” es una herramienta muy interesante:

Captura5

 
Deja un comentario

Publicado por en 15/06/2018 en Geografía

 

La Encuesta de Población Activa (EPA)

Hemos visto en clase como la población se puede estudiar desde dos perspectivas diferentes pero, al mismo tiempo, complementarias. Por un lado, mediante el análisis de su dinámica, es decir, del conjunto de variaciones y movimientos que la afectan; por otro, analizando su estructura, es decir, el conjunto de grupos que la integran.

Dentro de la estructura de la población, además de los dos criterios básicos del sexo y la edad, cabe destacar también el criterio de la actividad económica. Según éste, la población se dividiría en dos grandes grupos: la población no activa (la que no se encuentra dentro de la edad laboral legal y la que no desempeña actividades reguladas y remuneradas) y la población activa, es decir aquella población de 16 años y más, que suministra mano de obra para la producción de bienes y servicios, o está disponible para ello. La población activa se reparte de forma muy desigual entre los tres sectores de actividad: Primario (agricultura, pesca, etc.), secundario (industria y construcción) y terciario (transporte, comercio, turismo y otros servicios), tal como se muestra en el gráfico para España a 1 de enero de este año, elaborados a partir de datos recogidos por el INE.

Gráfico PA por sectores económicos

Entre los activos, a su vez, podemos encontrar dos situaciones muy distintas: ocupados, es decir, quienes tienen una actividad remunerada (tanto asalariados o empleados, como no asalariados o empleadores); y parados, que no poseen un empleo remunerado pero lo están buscando activamente.

La importancia económica de la tasa de actividad y de la tasa de paro es incuestionable porque revelan de forma exacta la capacidad de un país para aprovechar su capital humano y para proveer de la riqueza necesaria para mantener o mejorar unos niveles de vida considerados mínimos o dignos para toda su población. España, con un paro estructural preocupante desde los años 80 del siglo pasado, ha de disponer de herramientas de diagnóstico de la situación del mercado laboral para, si es preciso, poder acometer las medidas políticas y económicas que sean necesarias.

La Encuesta de Población Activa (EPA) es una investigación por muestreo, continua y de periodicidad trimestral, dirigida a las viviendas familiares, que se realiza desde 1964. Su objetivo principal es obtener datos de la fuerza de trabajo y de sus diversas categorías (ocupados, parados), así como de la población ajena al mercado laboral (inactivos).

La EPA del último trimestre de 2017,  que puedes consultar a través de la nota de prensa del INE, muestra una tasa de actividad relativamente baja (58%), al menos en comparación con los países de nuestro entorno europeo, y sobre todo en el caso de las mujeres, y una tasa de empleo también baja, inferior al 50%. Con todo, lo más preocupante sigue siendo la tasa de paro (16’55%), que desciende a un ritmo muy lento, con tendencia al estancamiento, y bajo unas condiciones de precarización del empleo que no resuelven muchos de los problemas que un paro tan elevado crea en la economía de un país. En el mapa puede verse, además, las grandes diferencias territoriales existentes en la tasa de paro por Comunidades Autónomas.

Tasa de paro - mapa

Las razones de este elevado paro en España son varias y hay que buscarlas en el modelo de desarrollo económico que nuestro país emprendió en los años 60 del pasado siglo, (basado en una industrialización intensiva y en el turismo masivo), en la rapidez con la que éste se implantó, y en las coyunturas socioeconómicas y políticas por las que hemos atravesado desde entonces, especialmente la sobrevenida tras la crisis del petróleo de 1973 y que, en España, significó un profundo deterioro de su estructura industrial y una masiva destrucción de empleo entre los años 1975 y 1985.

En el gráfico inferior se muestra la evolución de la tasa de paro en España durante los últimos 25 años, con referencia a los factores explicativos de los dos principales repuntes el paro mostrados en ella.  El primero, en los años 90 del siglo pasado, consecuencia de la confluencia de tres factores: una crisis financiera internacional, los duros ajustes que hubieron de hacerse para ingresar en el Euro, y el cambio de localización de la industria, que se desplazó a los países menos desarrollados.  El segundo, producto de la extensión de la gran crisis financiera que estalla en EE.UU. en 2008, y de la que aún no hemos salido. A partir de 2012 se detiene el ascenso del paro, situado ya en unos niveles insostenibles, y comienza a reducirse (a partir de un empleo nuevo de baja calidad y peor remunerado) hasta situarse actualmente (enero de 2018) en un 16,5% de la población activa:

708a9252b56d922e5d8b06f24f791fc2

Estos datos y algunos de los conceptos relativos a la población activa en España se muestran o están explicados en la siguiente infografía elaborada por el INE (pincha en la siguiente imagen para abrirla):

Info INE

La información completa que podemos encontrar en la última EPA (de enero de 2017) menciona muchos otros datos que debemos tener en cuenta. Es bien sabido que, siendo datos preocupantes los datos del paro en España, tras ellos se esconde uno aún más grave, como es el elevado paro juvenil (entre 16 y 24 años).

  • Busca en la Nota de Prensa de la última EPA, cómo ha sido la evolución más reciente de la ocupación entre los más jóvenes y trata de sacar conclusiones.
  • Observa los datos de la ocupación por edades y del paro por edades y trata de explicar la aparente contradicción que se produce al hacer la lectura de los mismos.
 

Comentar un paisaje turístico. Geografía de España

benidorm-1

Benidorm. Fuente: formaciónsostenible.org

He aquí una estupenda imagen para comentar un paisaje turístico.

  • Comencemos por un croquis de la imagen en la que individualicemos los diversos elementos que la componen:
    dav
    En ella distinguimos un primer plano con vegetación natural (1), la ciudad de Benidorm (2), adyacente a las playas (3) y al mar (4); al fondo hacia la derecha de la imagen, se pueden observar campos de cultivos (5), espacios de color verde intenso con límites bien definidos (parcelas), y en último plano, montañas de no mucha altura pero escarpadas (6).
  • En segundo lugar, podemos optar por dos rutas: centrarnos en la ciudad turística de Benidorm y, a partir de ella, explicar el resto de elementos visibles en función de su mayor o menor relación con el turismo; o bien seguir un orden temático, es decir, comenzar por los elementos naturales (relieve, vegetación y clima, aguas y suelos) y continuar por los antrópicos o de origen humano (recursos y actividades económicas, poblamiento, vías de comunicación, impactos medioambientales, etc.)

A partir de aquí, es cosa vuestra el continuar cualquiera de las dos vías anteriormente indicadas. En clase veremos los resultados.

Como complemento de la imagen anterior, observad estas viejas fotografías del Benidorm de los años 50 y sacad vuestras propias conclusiones:

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 16/03/2018 en Geografía

 

Siete maravillas de la perspectiva arquitectónica

Uno de los aspectos más sorprendentes de la arquitectura es la posibilidad que ofrece de modificar la percepción del espacio, engañando al observador respecto a las dimensiones reales…

En el blog de arte en italiano Didatticarte, encontrareis algunos de los recursos utilizados más frecuentemente para ello. Accede al artículo siguiendo este enlace:

Source: Le sette meraviglie prospettiche in architettura

 
Deja un comentario

Publicado por en 11/03/2018 en Arte

 

La enseñanza: un servicio público esencial.

Recientemente, en 2º de Bachillerato, estudiábamos en clase  la diversidad de los servicios que conforman el sector terciario de la economía.  Decíamos que una clasificación básica de los mismos los divide en dos grandes grupos, según su titularidad y sus fines:

  • Los servicios privados o de mercado, que son mayoritarios en España y son prestados por empresas privadas que cobran según precios del mercado a sus clientes o usuarios.  Si, por diversas circunstancias, no obtienen beneficios, pueden quebrar y sus clientes quedan temporalmente sin el servicio prestado hasta no encontrar una nueva empresa que se lo ofrezca.
  • Los servicios públicos o de no mercado, financiados por el estado con el dinero de los impuestos, se centran en aquellos servicios que no son cubiertos por la empresa privada (por falta de rentabilidad u otros motivos) o en aquellos otros considerados esenciales para la población y que el estado debe garantizar por ser derechos fundamentales recogidos en la constitución (seguridad, sanidad, educación, etc.)  Cuentan con la ventaja para el usuario de que no quiebran y, si son bien gestionados, el contribuyente puede asumir  su coste como una buena inversión.  Se enfrentan, no obstante,  al riesgo de corrupción que se puede generar en torno a ellos y al de la incompetencia de los cargos políticos que, ocasionalmente, los puedan dirigir.

Entre los servicios, como ya hemos visto, la educación es uno de los considerados esenciales para el crecimiento de la calidad de vida y del índice de desarrollo humano de cualquier país.  Es por ello que el estado, garante del ejercicio de los derechos ciudadanos, debe promoverla y llevarla hasta el último rincón del territorio y hasta el último habitante del mismo.  Es un gasto que, en última instancia, revertirá en beneficios inmensos para toda la población.

Cada euro destinado a educación, de los impuestos que pagan los contribuyentes, es una inversión fabulosa, que crea riqueza para la sociedad a medio y largo plazo.  De la misma manera que las infraestructuras físicas, necesarias para el desarrollo de un país, generan negocio y actividad económica (comercial, de transporte, industrial, etc.), la educación es una inversión dinámica. que comienza a generar dividendos prácticamente desde el mismo momento en que se invierte en ella, tanto a nivel individual (los alumnos se forman y aumentan su cualificación de cara a su futuro profesional), como colectivo (la sociedad se compone de ciudadanos cada vez más formados y que aportan más riqueza y bienestar al conjunto).  Igualmente, una buena educación, minimiza los gastos en otros ámbitos;  una  educación en valores, una buena educación vial o una educación para la salud, suponen, por ejemplo, un ahorro importante en medicinas y sanidad, en energía o, simplemente, en limpieza de calles.

Así pues, maximizar el rendimiento intelectual de los jóvenes, futuros ciudadanos, es la labor principal de los profesores y los convierte en pieza clave de la estructura del estado.  Bien es cierto que habrá profesionales de la enseñanza económicamente más “productivos” que otros (según la relación más directa que pueda tener la materia enseñada con un empleo concreto), pero no se ha de olvidar el “enriquecimiento” moral que, en una sociedad moderna, debe ir en paralelo al material.  Por ello, es imprescindible la dignificación de su labor profesional, inherente a la gran responsabilidad que sobre ellos recae, y la garantía de unas condiciones laborales específicas que les permitan desarrollar su trabajo con rigor y máximo aprovechamiento.

Por otra parte, hoy en día, ante la situación de crisis económica y de cambio de sistema en que vivimos, la enseñanza debe ser la pieza clave en la construcción de un futuro mejor, basado en la cualificación profesional, en la investigación y en la innovación.  Y, por ello mismo,  debe ser una enseñanza de calidad, socialmente consensuada  y que ofrezca las mismas posibilidades para todos, independientemente de su nivel económico, es decir, una enseñanza pública, un servicio público, en definitiva.

 
Deja un comentario

Publicado por en 10/03/2018 en Geografía