RSS

Archivo de la categoría: Geografía

La EPA del último trimestre de 2019 ha sido publicada por el INE

La encuesta de la población activa es uno de los termómetros, junto al porcentaje de crecimiento del PIB, el índice de precios al consumo (IPC) y otros indicadores, del estado de salud de nuestra economía y, por ende, de nuestra sociedad. Por eso siempre es esperada con expectación la publicación de la misma por el INE al finalizar cada trimestre. Más aún, si cabe, en un país como el nuestro que cuenta, por lo general, con una tasa de paro muy elevada. Los análisis de los datos que muestra la EPA generan interpretaciones muy diversas que, por lo común, dan lugar a comentarios positivos y optimistas por parte del gobierno (sea cual sea el partido político que lo ostente y sean cuales sean dichos resultados) y negativos y pesimistas por parte de la oposición (sean cuales sean, tanto los partidos que la lideren como los resultados). Para tratar de tener una visión más objetiva, por lo tanto, lo mejor es leer algunos de sus datos en el propio documento, al cual podemos acceder pinchando en la siguiente imagen.

INE EPA 0419

Si nos fijamos en la evolución que durante los últimos años ha mantenido el empleo en España, los datos de 2019, sin ser estupendos, no pueden ser considerados malos para el conjunto del estado, aunque no se pueda decir lo mismo para todos los territorios y comunidades autónomas, tal como puede verse en el mapa.

Paro españa mapa

Sin embargo, cuando comparamos nuestra tasa de paro con la del resto de países de nuestro entorno e, incluso, con la mayoría de los países del mundo, la visión no puede ser optimista. Nuestro mercado laboral adolece de problemas estructurales que comenzaron a forjarse durante la dictadura, con una política económica y social errática que se  trató de enderezar a partir de los años 60, fiando el cumplimiento de tal objetivo sobre cuatro apoyos:

  • El desarrollo tardío de una industrialización sin bases sólidas para su futura expansión y que dependía para su mantenimiento de un petróleo barato y accesible;
  • la rápida modernización de un campo en el que trabajaba y vivía la mayoría de la población, lo que provocó un fortísimo éxodo rural hacia las ciudades, que crecieron de forma descontrolada, generando a su vez graves problemas sociales;
  • la emigración masiva a Europa, en una época de fuerte expansión económica de la zona occidental del continente; y
  • el desarrollo del turismo masivo de sol y playa destinado a una demanda europea aún poco exigente en cuanto a calidad de instalaciones.

Estas bases sobre las que se sustentó el “milagro” económico español saltaron por los aires a partir de la crisis mundial del petróleo del año 1973. El resultado fue un crecimiento del desempleo como nunca antes se había registrado en España, hasta generar un paro estructural que, salvo el espejismo vivido durante los años de la burbuja inmobiliaria, se mantiene hasta nuestros días. En el mapa siguiente se puede observar la situación de España en el mundo respecto a esta variable, en el que se muestran los países con más paro en tonos rojos y aquellos con menos paro en tonos verdes. Siguiendo el enlace al pinchar sobre el mapa accedemos al artículo del diario expansión en el que podéis ampliar información.

paro mundo

En este enlace a otra entrada del blog podréis ampliar información sobre este tema: https://geoblografia.com/2018/04/18/la-encuesta-de-poblacion-activa-epa/

 
Deja un comentario

Publicado por en 05/02/2020 en Geografía

 

¿Ha desaparecido para siempre el delta del Ebro?

Los efectos de la borrasca Gloria en el litoral mediterráneo español han sido, como hemos podido ver a través de las imágenes de distintos medios de comunicación, devastadores. Vienen a sumarse a los que ya se sufrieron en el Mar Menor durante el otoño pasado hasta en dos ocasiones, debidos en aquellas ocasiones a sendas DANA’s o fuertes borrascas. Playas y paseos marítimos desaparecidos, graves inundaciones en las llanuras litorales, vertidos de todo tipo al mar, etc. Pero, quizás, una de las imágenes más impactantes ha sido la del delta del Ebro, prácticamente tragado por las aguas del mar tras el paso de Gloria, tal como podemos ver en las siguientes imágenes de satélite que muestran el antes y el después de la borrasca.

Delta del Ebro - antes y después

Descendiendo a una altura que nos permita ver los detalles de tal evento, no dejan de impresionarnos las imágenes que se muestran en el siguiente vídeo del diario La Vanguardia

¿Es posible que el delta del Ebro haya desparecido bajo las aguas, haciéndose realidad alguno de los peores presagios de aquellos que nos avisan de las consecuencias del cambio climático?  Y, por otro lado, ¿en qué medida es el calentamiento global, a través del ascenso del nivel del mar, el responsable directo de esta catástrofecomo escuchamos a menudo? A la primera cuestión respondemos con un no, aunque no demasiado rotundo; más bien habría que decir “aún no”. La respuesta a la segunda es más compleja, puesto que el ascenso más que evidente del nivel del mar por el calentamiento global habría influido en lo ocurrido, pero no sería la única causa. En cualquier caso, lo que sí podemos asegurar es que la actividad humana ha favorecido y ha precipitado esta situación.

Para entender mejor lo ocurrido y acercarnos a las causas últimas, hay que entender el delta del Ebro como un sistema dinámico y activo, que trata de buscar un equilibrio entre los elementos y procesos que lo componen: el agua dulce que el río Ebro recoge en su amplia cuenca, la gran cantidad de sedimentos que transporta, su acumulación en la desembocadura y el agua salada del mar Mediterráneo, que retrocede lentamente ante el avance de los sedimentos que, una vez depositados, van definiendo la línea de costa. Esto es lo que ocurriría en su estado natural, pero desde hace varios siglos, la actividad humana en la cuenca introdujo ciertos cambios en algunos de los procesos del sistema, que acabaron repercutiendo en el resto. El primero de ellos fue la deforestación que sufrió la cuenca del Ebro desde la antigüedad (cuando, según ciertos indicios, en lugar del delta, pudo haber existido en la zona un estuario), que alcanzará su momento álgido en los siglos de la Edad Moderna. Ello tuvo como consecuencia directa un aumento de los aportes sedimentarios que hizo avanzar el delta de forma notable hasta el siglo XIX, cuando se creó el perfil actual del delta y se inicia una explotación intensiva del mismo.

Sin embargo, a partir del siglo XX, la construcción de embalses en la cuenca del Ebro,  cambiará las cosas. No solo regularán y retendrán el agua del río y sus afluentes, sino también los sedimentos aportados en la desembocadura. Esta será la principal razón por la cual, el delta iniciará un proceso de estancamiento primero, y de retroceso después, por la acción de la erosión marina. El equilibrio inestable que mantenía el crecimiento del delta se ha roto, y ahora el ritmo de aporte sedimentario es inferior al de erosión marina, por lo que, para evitar una progresiva desaparición de este riquísimo paisaje natural, se han iniciado planes para devolver al delta los aportes perdidos con la construcción de embalses, tal como se indica en el esquema inferior.

ebro660-1495221012311

Por lo tanto, lo sucedido en el Delta, no es una sorpresa. De alguna manera todos esperaban que ocurriera algo parecido en cualquier momento, sin necesidad de un brusco aumento del efecto invernadero y el consiguiente calentamiento global. Ahora bien, la mayor frecuencia, la extemporaneidad y la mayor intensidad de episodios como el que acabamos de vivir, debidos al cambio climático, sí tendrán consecuencias previsibles, como son la aceleración del proceso de pérdida y retroceso de los terrenos sedimentarios que forman el delta y, en segundo lugar, el enorme coste económico que tendrán las medidas que vayan a adoptarse para intentar frenarlo. Así pues, no son halagüeñas las expectativas para el delta de cara a un futuro no demasiado lejano y, por lo tanto, la respuesta, ahora mismo, a la pregunta que nos hacíamos en el titulara de la entrada, bien podría ser, a medio plazo, afirmativa.

En el siguiente vídeo se pueden ver con más detalle los efectos de la borrasca Gloria comparando las imágenes recientes con otras anteriores al paso de la misma.

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 29/01/2020 en Geografía

 

La población española supera por primera vez en su historia los 47 millones de habitantes

El INE (Instituto Nacional de Estadística) acaba de publicar una nota de prensa con los resultados del último recuento (julio de 2019) de residentes en nuestro país, en la que se anuncia que ya somos 47,1 millones de habitantes. Es la primera vez que España supera la cifra de 47 millones, por lo que podemos considerarlo un dato histórico. Además del número de residentes, se informa también de ciertas características de la población, tales como el sexo, la edad, el lugar de nacimiento y los movimientos migratorios.  Pinchando en la siguiente imagen accederemos a dicho informe.

poblacion2019-INE

El INE es el organismo que elabora las estadísticas más precisas sobre población y economía, que sirven para radiografiar nuestra sociedad y poder entenderla mejor. Las estadísticas demográficas son una herramienta básica para elaborar proyectos de futuro para el país y planificar adecuadamente su desarrollo económico y social. Los servicios públicos que sustentan el estado del bienestar, especialmente la sanidad y la educación, al estar financiadas con los impuestos, exigen una rigurosa planificación que solo puede hacerse mediante los datos obtenidos y procesados por las agencias estadísticas, de ahí su importancia. Nosotros aprovecharemos esa información para destacar los rasgos demográficos más relevantes de nuestro país en la actualidad, empezando por su volumen y distribución.

Así, de la cifra anterior de 47,1 millones, podemos deducir una densidad de 93,5 habitantes por kilómetro cuadrado para el conjunto del país. Una población que, sin embargo, tal como podemos observar en el mapa, se reparte de forma muy desigual entre los diversos territorios del estado, al tiempo que se concentra mayoritariamente en ciudades, frente a un campo cada vez más vacío.

poblaciongrafico02

Entre finales del siglo XIX y el último cuarto del siglo XX, tuvo lugar la llamada transición demográfica, que supuso un notable incremento de la población, hasta acercarse a los 40 millones. Las transformaciones económicas, sociales y culturales que experimentó España en los años 80, detuvieron el ritmo de crecimiento al tiempo que España adoptaba el régimen demográfico moderno, caracterizado por muy bajas tasas de natalidad y mortalidad y una elevada esperanza de vida. El desarrollo económico español iniciado en la década de los 90, dio paso a un fenómeno demográfico desconocido en España, como es la inmigración, que vino a cambiar el tradicional saldo migratorio negativo por un saldo positivo que tuvo como consecuencia directa un notable aumento de la población española, que llegó a rozar los 47 millones. La crisis iniciada en 2008 provocó una momentánea inversión de la situación, al detenerse la inmigración y aumentar la emigración, especialmente entre los años 2010 y 2015. Ello supuso un estancamiento de la población (cuando no un ligero retroceso), que la fijó en torno a los 46 millones, hasta que la inmigración ha vuelto a dejarse notar con fuerza en la recuperación de la población española durante los dos últimos años.

Saldo migratorio en España

Así pues, el crecimiento de los últimos años que se aprecia en el gráfico, se ha debido principalmente a un saldo migratorio positivo que ha compensado el escaso crecimiento natural de la población española. Ésta, en consecuencia, se caracteriza actualmente por varios rasgos que se refieren tanto a su dinámica como a su estructura y distribución. Son los siguientes:

  • Cuenta con un crecimiento natural negativo, debido a que la tasa de natalidad es menor que la de mortalidad, algo que se encuentra dentro de los patrones del régimen demográfico moderno o actual.
  • Tras unos años de parón por la crisis, España disfruta de un saldo migratorio positivo que no solo compensa el decrecimiento natural, sino que permite un crecimiento real claramente positivo.
  • España cuenta con una población en proceso de envejecimiento, a pesar de que la inmigración nutre a nuestra sociedad de una población adulta joven que ha permitido un cierto repunte de la natalidad.
  • La estructura económica de la población cuenta con dos rasgos importantes: la elevada tasa de paro que afecta a la población activa, y la clara terciarización del empleo, consecuencia, por un lado, del mismo proceso que está teniendo lugar a nivel global, y del enorme peso del sector turístico en España, por otro.
  • Como resultado de todo lo dicho hasta aquí, las zonas rurales más alejadas de los grandes núcleos urbanos y de las zonas de mayor desarrollo económico, y por ende, las comunidades autónomas del interior peninsular, están experimentando un proceso de despoblamiento que ha llevado a hablar, en los últimos años, de una España vacía o “vaciada“.

La pirámide de población española más reciente (2018) muestra con claridad algunos de los rasgos indicados arriba. Si la combinamos con una proyección para el año 2033 y observamos el gráfico resultante con atención, podemos extraer varias conclusiones tras analizarlo y comentarlo adecuadamente.

pirámide 2018 - 2033

Para completar la información, puedes consultar las siguientes noticias:

 
Deja un comentario

Publicado por en 09/01/2020 en Geografía

 

Ruta didáctica por los cerros de Alcalá y la ribera del Henares

Dentro de unos días y si el tiempo no lo impide, los “geógrafos” del instituto nos acercaremos a un paraje espléndido para comprender cómo la integración de elementos naturales y humanos define los paisajes, es decir, los espacios en los  que el ser humano desarrolla sus actividades, tanto cotidianas como esporádicas. Este no es otro que el parque de los cerros de Alcalá y las riberas del Henares.

En el documento siguiente, que puedes descargar para su consulta y utilización durante la visita, se hace un bosquejo de las características esenciales del espacio en cuestión

Captura

La ruta que vamos a seguir y algunas de las imágenes que podréis contemplar desde la misma.

Cerros 101

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 
Deja un comentario

Publicado por en 30/03/2019 en Geografía

 

El equilibrio natural del planeta está comprometido y debemos actuar. ¡Ya!

las voces de alarma se escuchan cada vez más alto y proceden cada vez de más lugares, los científicos no terminan de extraer conclusiones, siempre preocupantes, de los continuos análisis a los que es sometido el medio ambiente, cada vez que un nuevo problema se asoma en el horizonte. No tenemos que mirar ni escuchar mucho tiempo a nuestro medio natural, para comprender que nos acercamos a un punto sin retorno; y no podemos seguir pasivos ante ello.

En la siguiente noticia del diario El Pais, la ONU nos recuerda, ante la próxima nueva cumbre del clima de Nairobi, en la que se va a tratar principalmente del problema de los plásticos, que los estados no están haciendo los deberes, que nos vamos quedando sin tiempo y que debemos tomar conciencia de todo ello. Pincha en la imagen para acceder al artículo

noticia el pais

Lo que hasta no hace mucho parecía un mundo sin límites, del que poder obtener cuanto necesitábamos para vivir y progresar, se ha convertido en una especie de camarote de los hermanos Marx. No está de más ver la famosa y vieja escena de la película una noche en la Opera para sonreír un poco, antes de caer en la cuenta de que lo que vemos en ella, muy bien podría simbolizar lo que ocurre en el mundo actual, y no tanto por la muchedumbre que se junta en el camarote, sino por el hecho de que cada uno va a lo suyo sin que parezca importarle el caos que eso mismo produce dentro.

 
Deja un comentario

Publicado por en 13/03/2019 en Geografía

 

La cumbre del clima de Katowice (Polonia)

Durante esta semana, se celebra en la localidad polaca de Katowice, la cumbre mundial del clima. Los datos que recogemos en la gran mayoría de las estaciones meteorológicas del mundo, nos muestran año tras año, trimestre tras trimestre, un constante aumento de la temperatura global a nivel del suelo. Si queremos dejar a nuestros descendientes un planeta habitable, no queda más remedio que actuar con urgencia, intentando detener dicho calentamiento. Es por ello que los líderes políticos y económicos mundiales se reúnen regularmente para tratar este asunto en grandes y pomposas cumbres como las de Rio, Kyoto, París o, este año 2018, Katowice, una ciudad en el centro de una de las grandes cuencas carboníferas del mundo. Y es que el carbón y los demás combustibles fósiles, como el petróleo y el gas natural, al ser usados como fuentes de energía, son los responsables de la emisión de los principales gases de efecto invernadero, entre ellos el CO2.

En el siguiente vídeo, elaborado por la NASA, se comprueba fácilmente el incremento de la temperatura global durante los dos últimos siglos:

En el mapa que se expone a continuación, elaborado por una universidad norteamericana y publicado en el portal Motherboard, se puede observar en qué medida se van a ver afectados por el cambio climático y qué grado de preparación ante los efectos del mismo, tienen los diversos países del mundo.

mapa del cambio climático

 A la vista del mismo, podemos extraer una conclusión rápida y contundente: los países con menores emisiones de gases de efecto invernadero, es decir, los que menos han contribuido al calentamiento global, son los que más van a padecer los efectos negativos del mismo; por el contrario, los países más contaminantes son los que recibirán un impacto menor y los más preparados para hacerles frente. ¿Injusto? Terriblemente injusto. Las medidas que se tomaron en su día, trataban de compensar esta situación, distribuyendo “derechos” de emisiones consideradas asumibles, entre los diferentes estados del mundo. De esta manera, quien contaminaba por encima de la cantidad que se le había asignado, pagaba a los países menos contaminantes por “hacer uso” de sus derechos de emisión no utilizados. El protocolo de Kyoto establecía estas cantidades y la UE pronto confeccionó una tabla de derechos y emisiones para sus países miembros. En el caso de España, la crisis vino a favorecer el cumplimiento de los compromisos adquiridos, pero el inicio de la recuperación económica supuso la vuelta a niveles de emisiones por encima de lo permitido, con el consiguiente pago de multas. En la imagen siguiente se puede observar la evolución de la emisión de gases de efecto invernadero en España, así como las proyecciones que hacia el futuro presentan las mismas. Si pinchas en ella, además, enlazas con el artículo de El País en el que se desarrolla dicha información.

Otra cara de este problema poliédrico es la fuerte dependencia económica que en muchos países se tiene de la explotación del carbón, tanto por la fuente de riqueza que es en sí mismo, como por el enorme número de puestos de trabajo que genera. Y hay que atender también este tipo de impactos, tal como se puede ver en el mapa de Europa expuesto a continuación:

mapa carbón Europa

Por todo ello, conviene estar al tanto de los compromisos adquiridos en materia de reducción de emisión de este tipo de gases por los distintos países contaminantes. Leer la noticia de RTVE o del diario EL PAIS, nos permite comprender mejor todo lo dicho. Pincha para ello en las dos fotografías

Para terminar, en el siguiente esquema elaborado por la organización no gubernamental WWF, se muestra un resumen de las principales cumbres del clima y los principales acuerdos para luchar contra el cambio climático que han tenido lugar desde la cumbre de la Tierra de 1992, celebrada en Río de Janeiro.

Cumbres del clima

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 04/12/2018 en Geografía

 

La geografía puede salvar vidas

Este año estamos asistiendo a una concentración especialmente alta de desastres causados por los llamados fenómenos climatológicos adversos. Posiblemente nada nuevo si no fuera por la sospecha de que el cambio climático puede estar detrás de muchos de ellos o, al menos, de la virulencia con la que se manifiestan, y en segundo lugar, por el despliegue mediático que los sigue al minuto y nos los hace, si cabe, más presentes aún en nuestra vida cotidiana.

Si en otras áreas del planeta, los huracanes, los terremotos y tsunamis, los volcanes o los corrimientos de terreno, pueden ser especialmente peligrosos y devastadores, España tiene en los incendios forestales y en las inundaciones, sus riesgos y desastres medioambientales de cabecera.

Es de todos conocido que en los países con elevado riesgo sísmico, la población recibe información acerca de las medidas a tomar en caso de terremoto, y para la población que se encuentra en la costa, las alertas de tsunami son inmediatas si el terremoto ha tenido lugar en el mar; las áreas con riesgo de huracanes están al corriente de la actividad y la dirección de las células depresionarias que los originan, gracias al servicio de meteorología. Podríamos enumerar diversas medidas preventivas y de actuación para cada riesgo y catástrofe medioambiental conocida que, aunque siempre insuficientes, logran reducir los daños físicos y las víctimas a tasas más asumibles, especialmente en los países con sistemas de comunicación y de educación eficaces.

Y en España, ¿qué se hace para estar prevenidos y minimizar nuestros riesgos más conocidos? Respecto a los incendios forestales, la política de prevención tiene una larga trayectoria y la campaña es recurrente año tras año, cuando comienza la “temporada” de incendios. Hoy en día se utilizan medios muy sofisticados para la detección temprana de los incendios (incluyendo el uso de satélites), y los medios empleados en su extinción también son numerosos y efectivos. Es cierto que podría hacerse más, y que se debe insistir en la política forestal actual, más centrada en la vegetación autóctona, lo que ayudará a reducir el número de incendios y la superficie quemada. Pinchando en el siguiente mapa podéis acceder a un mapa interactivo con más información sobre los incendios forestales en España durante las últimas décadas.

Mapa incendios forestales

Pero, ¿qué podemos decir sobre los riesgos relacionados con las crecidas de nuestros ríos, íntimamente ligados a la irregularidad de las lluvias propia de nuestro clima mediterráneo u oceánico de transición? Pues, básicamente, poco. O mejor dicho, que se ha avanzado mucho en los planes de evacuación y labores posteriores a la inundación, así como en  la comunicación del peligro, pero poco en la legislación hidráulica que debería evitar la construcción y canalización de los cauces de los ríos, prever las riadas de ciclo largo, y promover la planificación y la ordenación urbana destinada a minimizar los riesgos. En el siguiente artículo, podemos profundizar en la importante labor que la geografía y la hidrología pueden llevar a cabo desde el aprendizaje de sus enseñanzas.

Abbc riadas

En este otro artículo de eldiario.es, podremos comprender mejor la incidencia del cambio climático en el día a día de nuestra relación con los fenómenos meteorológicos, tanto con los que hasta ahora venían siendo normales, como con los menos habituales pero cada vez más frecuentes e intensos que acompañan al cambio climático global.

Diario

 
Deja un comentario

Publicado por en 26/11/2018 en Geografía