RSS

Mujeres de hoy en día

Esta semana que termina se ha celebrado el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo. En las clases de historia de 2º de bachillerato, al repasar la historia constitucional de España de los siglos XIX y XX, es muy común hablar del llamado sufragio universal masculino. Ello es un buen indicativo del papel escasamente relevante que, en la política, ha tenido la mujer, no solo en España, sino en la mayor parte de los países del mundo, hasta la segunda mitad del siglo XX.
Aunque hoy se han superado las injustas diferencias que se establecían en el pasado entre hombres y mujeres, aún persiste un gran trecho que salvar en el camino hacia la igualdad y la participación paritaria en política.

Por otra parte, en las clases de Geografía de 3º de ESO hemos hablado de la situación laboral de la mujer en el mundo y de cómo ellas nutren ese aún amplio porcentaje de “población inactiva” en muchos países del mundo. Sin ir más lejos, en España aún hoy, a comienzos de 2017, hay casi 12 puntos de diferencia entre la población activa masculina (64,80%) y la femenina (53,41%). Podemos imaginar lo que ocurre en muchos otros países en los que la condición femenina se despliega en un reducido espacio constituido por el hogar y los pocos metros cuadrados que tienen a su marido como centro.

experiencia
Sin embargo, la mayoría de esas mujeres, asignadas en los censos a la categoría que tradicionalmente se ha denominado “amas de casa” no solo no es cierto que no trabajen, sino que muchas veces son el sustento vital y económico de la familia, realizando tareas de lo más variado a lo largo del día. Pero ni siquiera existe un reconocimiento oficial de su aportación decisiva a la sociedad y la economía de muchos países.

Es por todo ello, y porque aún quedan residuos de un pasado en el que las estructuras sociales otorgaban a la mujer un papel subordinado al hombre, y establecían una clara diferencia y jerarquía en la realización de tareas y en la capacidad para tomar decisiones entre ambos sexos, por lo que debemos tomar conciencia de la importancia que tiene nuestra actitud y nuestro compromiso con la sociedad. Lo debemos hacer porque, además, la igualdad forma parte del conjunto de valores que hemos asumido con la democracia, el estado de derecho y la incorporación a la UE.
En ocasiones, además, esos residuos de un pasado que ya solo estudiamos en los libros de historia, se nos hacen presentes a través de reacciones de impotencia que cursan con acoso, maltrato y violencia extrema, con resultado, muchas veces, de muerte. Terminar con esta lacra es un compromiso en el que todos nos debemos involucrar si somos hombres y mujeres de nuestro tiempo.
En este sentido, escuchar la siguiente charla puede ser un ejercicio más que higiénico si nos hace pensar:

Conmemorar el día de la mujer es, pues, una parte importante de ese conjunto de acciones  y actitudes que nos encaminan hacia un futuro de equidad y convivencia. Es recordar a quienes aún no lo entienden, que vivimos en un siglo y una sociedad que rechaza la sumisión de unas personas hacia otras o la utilización de la violencia y la vejación para conseguir determinados propósitos. Es decirle a la mujer, que es su día, que es su vida, y hacerle sentir el apoyo del resto de las personas frente a seres repulsivos que no pueden tener cabida en nuestra sociedad.

Yo al menos, como hijo, compañero, padre y profesor de mujeres, así lo siento y asi lo entiendo.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 10/03/2017 en Geografía

 

Climas de la Tierra. Un par de esquemas y unos cuantos mapas.

Esquema que muestra los principales centros de acción de la atmósfera y los flujos de viento dominantes:

cinturon-de-anticiclones

Esquema de la circulación general atmosférica

En el mapa inferior podemos ver cómo, en función de la latitud y la distribución de océanos y tierras, varían las temperaturas a lo largo del año en las diversas zonas terrestres:

temperatura-media-mensual-en-el-mundo-2009

Y en el siguiente, las precipitaciones:

promedio-de-precipitaciones-mensuales-en-el-mundo-2009

El siguiente esquema muestra las características de los climas terrestres. Debajo tienes un enlace al documento en PDF

esq

esquema-climas

Y, finalmente, un mapa con la distribución de dichos climas en el mundo:

mapa_clima

 
Deja un comentario

Publicado por en 02/02/2017 en Geografía

 

La Joven de la Perla. Las Artes Plásticas en la Edad Moderna

En La Joven de la Perla, un pintor holandés, Johannes Vermeer, representa una muchacha anónima y, para algunos, misteriosa, que mira al espectador con descaro y luce una gran perla en un pendiente. La novela (y la película) del mismo nombre recrean, mediante la imaginación, la historia oculta tras el retrato. La tela, en sí, no dio mucho de qué hablar en su día pero, con el tiempo, terminó llamando la atención del público, cobró fama popular y se convirtió en un icono de la época y del autor. En el siguiente video podemos apreciar algunos detalles de esta pintura y del conjunto de la obra del autor, además de proporcionarnos una visión general del contexto histórico de la misma.

Se trata de uno de los cuadros más conocidos de este autor, cuya vida y obra se ciñeron a su ciudad natal, Delft, por lo que también es conocido como Vermeer de Delft. Es uno de los máximos representantes de la Edad de Oro de la pintura holandesa, durante el siglo XVII, en pleno Barroco. Aunque el paisaje no es uno de los géneros que más cultivó, debajo de estas líneas podemos ver una de sus Vistas de Delft, en la que podemos apreciar una bella estampa de su ciudad natal.

vermeer-view-of-delft

En sus cuadros recoge algunas de las características más sobresalientes del estilo barroco, como son el interés por el color y la luz, por sus contrastes y la riqueza de sus matices; pero, al mismo tiempo, otros rasgos nos llevan a conceptos artísticos más primarios, sobre todo en el tratamiento del espacio y la profundidad (perspectiva, escorzos…) o en lo equilibrado de sus composiciones, lo que nos haría pensar, al contemplarlos, en términos del Renacimiento.  Por ello, podríamos decir que la pintura de Vermeer, representa, en cierta medida, el punto culminante de la evolución de la pintura durante la Edad Moderna.

johannes_vermeer_-_het_melkmeisje_-_google_art_project

Los temas representados son, en la mayor parte de los casos, de poca trascendencia, como escenas de la vida cotidiana o retratos anónimos; los géneros más cultivados, por lo tanto, serán el retrato, los interiores y la pintura de género, además del paisaje, del cual hemos visto arriba un ejemplo.

 
Deja un comentario

Publicado por en 10/01/2017 en Geografía

 

El “Ordenamiento de Alcalá” como ejemplo de fuente histórica

Bajo este nombre, se designa el conjunto de 58 leyes que fueron promulgadas por Alfonso XI en Alcalá de Henares, donde se reunieron las cortes en 1348, con el fin de disponer de un “corpus” legal con el que hacer frente a buena parte de los conflictos que podían surgir entre los distintos grupos sociales del reino, así como en la relación que estos mantenían con el territorio y los habitantes del mismo. Pincha en la imagen para abrir el documento, en una edición de 1847.

Ordenamiento de Alcalá.PNG

Aunque existían leyes y normas antiguas que ordenaban los asuntos relativos a los municipios o concejos y a los señoríos, especialmente en lo que se  refería a los derechos sobre la tierra y las personas, y a la jerarquía de la prelación de tales derechos, los conflictos surgidos a raíz de estos asuntos, obligaban a consultar con frecuencia al monarca, que debía resolver según códigos en uso que ya no contemplaban muchos de los nuevos problemas surgidos con la conquista y repoblación de nuevas tierras y el establecimiento del poder real en ellas. los cuadernos de leyes, aprobados por los estamentos en las Cortes, reflejan las concepciones de los juristas que aconsejan al rey, que prevalecían sobre los Fueros, bajo la ficción de que todo el pueblo, representado por los procuradores que prestan su asentimiento, accede a ello. El “Ordenamiento” arriba expuesto era la respuesta actualizada a muchos de los pleitos generados por las nuevas circunstancias históricas que se viven a partir del siglo XIII en Castilla. Es, además, una muestra de la proclamación de autoridad y de la intención uniformizadora del rey Alfonso XI para todos sus reinos y territorios, ideas que se transmitirán a sus sucesores en la Corona de Castilla, a diferencia de lo que ocurre en la de Aragón, donde predominará el pactismo y los fueros particulares.

Las fuentes históricas son cruciales a la hora de “escribir” la historia. En ellas, no solo encontramos datos, sino que, en el caso de las primarias, accedemos a un tiempo histórico al que es muy difícil dar forma desde la lejanía de los libros de texto o de las fuentes historiográficas. Es, por ello, muy importante su conocimiento y su análisis. Fíjate en el siguiente cuadro, en el que se muestran los diferentes tipos de fuentes históricas. Además, pinchando en él, enlazarás con la página web del autor del mismo, en la que ampliamos conocimientos sobre este asunto.

tipos_de_fuentes_historicas

 
Deja un comentario

Publicado por en 07/12/2016 en Geografía

 

La ley D’Hont

El sistema electoral español tiene en la ley D’Hont una de las piezas clave en la conformación del Congreso de los Diputados (principal órgano legislativo) tras unas elecciones generales. El otro elemento a tener en cuenta sería la asignación de escaños a cada circunscripción electoral (provincia) que, independientemente de su población, recibe un mínimo de 2, a los que se han de sumar otra serie de escaños, esta vez sí, proporcionales a su población de derecho.

Es, no obstante, la mencionada ley la que parece suscitar más controversia, dado que favorece a los partidos mayoritarios y establece una clara penalización para los minoritarios (o no tan minoritarios), a los que cada escaño obtenido a nivel nacional, les cuesta un mundo.

ley-dont

Veamos en primer lugar el siguiente video en el que de forma muy sencilla, se explica el reparto de escaños en una circunscripción cualquiera, según la ley D’Hont:

http://www.elmundo.es/espana/2015/11/11/56422a43e2704ea61c8b4573.html

En el siguiente simulador, podéis entenderlo mejor y hacer alguna práctica interesante consultando los resultados electorales que el INE muestra.

ley-dhondt-provincia-ficticia

Y para profundizar en la cuestión, sería conveniente echar un vistazo más detenido al artículo correspondiente en la Wikipedia:

https://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_d%27Hondt

 

Comienza un nuevo curso… complicado

Como cada año por estas fechas, los medios de comunicación se hacen eco del comienzo de curso para millones de estudiantes. Se presentan las últimas novedades, las quejas y protestas de los diversos sectores (padres, profesores y alumnos), las cifras más relevantes (numero de estudiantes, centros, profesores…), los resultados académicos y los de las pruebas de diagnóstico (PISA, entre otras), etc.

aulas

Este año, a todo ello, añadimos la incertidumbre que nos acompaña desde que el gobierno, durante la legislatura pasada, se lanzó a la elaboración de un nuevo sistema educativo que, con la oposición de todas las fuerzas políticas presentes en el Congreso y la práctica totalidad de la comunidad educativa, quiso poner en marcha en tiempo récord.  Siempre he sostenido que plantear un nuevo sistema de enseñanza en España (algo totalmente necesario desde hace ya un par de décadas) es mucho más complejo que organizar unas olimpiadas. Esto lo sabemos quienes pertenecemos al mundo de la educación, pero no parecen comprenderlo quienes, sujetos a unos plazos electorales urgentes, han decidido llevarlo a cabo en apenas tres cursos académicos. Precipitación, incertidumbre, chapuza, pedagogía obsoleta, falta de acuerdo, etc., son los atributos que acompañan a una ley educativa que, por todo ello, tiene los días contados. Mientras tanto, en los centros educativos, debemos sacar adelante una nueva promoción de alumnos que, en el caso de 4º de ESO y 2º de Bachillerato, aún no saben qué tipo de título van a poseer al acabar cada etapa, ni de qué forma lo van a obtener. Una vez más, la chapuza española resurge de sus cenizas y se impone sobre cualquier otro rasgo del carácter hispano.

Y puede que los profesores tengamos lo que nos merecemos, como elevadas tasas de paro e inestabilidad laboral en la profesión, falta de recursos, clases atestadas, falta de autoridad, etc. Puede que los padres tengamos, igualmente, lo que nos merecemos (lo que hemos votado, al fin y al cabo): cambios constantes en los planes de estudios de nuestros hijos, estrés familiar a cuenta de deberes y otras actividades didácticas, gastos en libros de texto, academias y profesores particulares, etc. Pero lo que es seguro, es que nuestros alumnos, nuestros hijos, no se merecen ni todo lo anterior ni tampoco una excesiva carga de deberes, ni las reválidas u otras pruebas de diagnóstico, ni la discriminación y exclusión por razones económicas o sociales, ni el fracaso escolar, ni el bullying… Ellos no han votado, ellos no han tomado decisiones sobre el sistema educativo, no financian su futuro.

Los alumnos, nuestros hijos, no merecen ser considerados como piezas estandarizadas que deban insertarse con precisión en un sistema económico y social inmutable. Se merecen la consideración de futuros ciudadanos, que habrán de habilitar un sistema justo, sostenible y global. Habrán de ser capaces, para ello, de dar respuesta a retos complejísimos, desde el conocimiento científico, pero también desde la perspectiva humanística de la felicidad, que sigue siendo, desde la Ilustración, uno de los objetivos que conforman nuestra sociedad.

Nada de lo anterior será posible si no se cumplen dos premisas consecutivas:

  1. Lograr un pacto educativo nacional (y, a ser posible, europeo) que resuelva la absurda y confusa situación a la que hemos llegado siguiendo una vía excesivamente ideologizada.
  2. Elaborar un sistema educativo que dé respuesta a la doble necesidad de alcanzar el objetivo del progreso y el bienestar social, al tiempo que permita la consecución material del mismo mediante la creación de un sistema económico sostenible.
 
Deja un comentario

Publicado por en 12/09/2016 en Historia

 

Etiquetas:

El poblamiento urbano

1. El Proceso de urbanización a lo largo de la historia

A lo largo de su historia, la población humana ha pasado por épocas en las que, como hemos visto, crecía lentamente, y otras en las que ese crecimiento se aceleraba. Dos grandes revoluciones económicas, la Revolución Neolítica (hace unos 10.000 años) y la Revolución Industrial (a partir de finales del siglo XVIII), permitieron una expansión de la humanidad por la superficie del planeta sin precedentes, al tiempo que su número crecía de forma llamativa gracias a la mayor disponibilidad de recursos que aportó cada una de ellas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cueva habitada en el Paleolítico y Castillo medieval en el enclave de Los Casares (Guadalajara)

Pero no sólo se produjeron cambios en el volumen de la población humana. También afectaron a la forma y los lugares en que el ser humano vivía. En primer lugar, después de cientos de miles de años de nomadismo, con el Neolítico aparecieron los primeros asentamientos estables o poblados en los que vivían, sobre todo, agricultores. Pronto, con el descubrimiento de la cerámica y los metales, fueron surgiendo poblados de mayor tamaño especializados en actividades artesanales y, principalmente, comerciales.  Estos acabarían originando las primeras ciudades.  Los grupos humanos que vivían del pastoreo o los que seguían dedicándose a la caza y la recolección de alimentos, mantuvieron formas de vida nómadas.

Así pues, al comenzar la Historia y las primeras civilizaciones, ya habían surgido los dos grandes tipos de poblamiento, o formas de asentamiento de la población: el poblamiento rural, basado en aldeas y asentamientos dispersos, y el poblamiento urbano, constituido por las ciudades.

Durante milenios, el poblamiento rural fue indiscutiblemente mayoritario, a pesar de que hubo épocas en las que las ciudades alcanzaron un gran esplendor, como en la antigua Grecia o en Roma. La decadencia de este último imperio, a partir del siglo III, provocó su casi completa extinción en Europa Occidental y el comienzo de la era feudal, en la que durante casi mil años, la vida transcurrió y se decidió en el campo, en aldeas, monasterios y castillos.  Sólo a partir del siglo XI renacieron las ciudades en Occidente gracias al desarrollo del comercio, en muchas ocasiones al amparo de fortalezas o burgos, en torno a los cuales iban creciendo núcleos de población de carácter urbano, o bien en las pocas ciudades que habían sobrevivido desde la antigüedad, normalmente sedes episcopales o puertos marítimos.

Ciudad medieval evolución

Al terminar el siglo XIII, dichas ciudades habían alcanzado su máximo desarrollo, mantenían una intensa actividad económica y sus habitantes gozaban de libertades y privilegios singulares. Quedaban perfectamente delimitadas por recintos amurallados que unían a su función defensiva, otra de carácter administrativo, que las separaba del campo circundante en el que regían unas formas de vida y unas leyes muy distintas, enmarcadas dentro de lo que denominamos Feudalismo.

Sin embargo, la ciudad se topa en esta época con unos límites físicos difícilmente franqueables. El crecimiento de su población más allá de un umbral que permitiera abastecer de productos frescos a la ciudad, provocaba el desarrollo de enfermedades por falta de ciertas vitaminas, con consecuencias muchas veces devastadoras. Por ello, el tamaño de las mismas quedó estabilizado en función de la fertilidad y las posibilidades de su entorno para producir alimentos frescos y, durante siglos, pocas ciudades en Europa superaron los 150.000 habitantes.

Hubo que esperar al siglo XIX para ver cómo cambiaban las cosas. La Revolución Industrial trajo consigo la revolución de los transportes, con el protagonismo del ferrocarril como medio terrestre capaz de transportar grandes cantidades de mercancías a una más que notable velocidad.  La rápida expansión de la red ferroviaria durante este siglo, permitió un crecimiento sin precedentes del número y el tamaño de las ciudades, ya que facilitaba su abastecimiento e intercomunicación.

[gickr.com]_01dc21ae-ad32-3db4-05dd-967e3cf1e336

Difusión del ferrocarril en Europa entre 1840 y 1880

La revolución industrial también comportó el auge del llamado “éxodo rural“, una migración masiva de agricultores, que eran expulsados del campo a causa del creciente empleo de máquinas agrícolas y de los cambios en la estructura de la propiedad de la tierra. Ello unido al desarrollo de actividades como la minería, la industria textil o la siderometalúrgica, junto a la eliminación, gracias al ferrocarril, del problema que suponía el abastecimiento de alimentos frescos para muchas ciudades, permitió que estas se multiplicasen en número y crecieran en tamaño hasta superar en algunos casos el millón de habitantes.

Industrial_city2

Esquema síntesis de una ciudad europea tipo.

2. La ciudad en el siglo XX y en la actualidad

De esta manera, al finalizar el siglo XIX, en Europa había surgido la nueva ciudad industrial, ya de un tamaño considerable, y que reflejaba en su estructura, tanto los sectores que el pasado urbano había legado, el llamado casco histórico, como las nuevas áreas surgidas con la Revolución Industrial: las zonas industriales y de residencia obrera, las áreas de transporte (vías y estación de ferrocarril, carreteras, etc.) y el llamado ensanche burgués, área de residencia de la clase alta de la ciudad, que había abandonado las estrecheces del casco histórico para buscar espacios más amplios, limpios y ordenados.  Se desarrolla también en el interior de la ciudad, en una zona céntrica y bien comunicada (normalmente entre el casco histórico y el ensanche burgués), el llamado Centro Comercial y de Negocios (por sus siglas en inglés, CBD), donde se encuentran las sedes y oficinas de empresas y organismos públicos, el comercio especializado y de alta gama,

Al entrar en el siglo XX, gracias al mencionado desarrollo industrial y al comercio colonial, este tipo de ciudad se consolida en Europa y acabará extendiéndose por el mundo con grandes o pequeñas variantes.

Con el tiempo, el crecimiento urbano generará graves problemas de congestión y comunicación, a los que se hace frente mediante transformaciones en la distribución de las áreas urbanas, el reparto de funciones dentro del tejido urbano y la construcción de importantes infraestructuras de comunicación y transporte. Surgirán así zonas residenciales para la clase acomodada y otras para la clase media o media baja (urbanizaciones y barriadas), áreas de poblamiento marginal (chabolismo), áreas industriales y de servicios (polígonos) y centros comerciales en la periferia, amplios y bien comunicados, para descongestionar el centro urbano.

BILBAO ARENA, BILBAO BASKET

Bilbao y su área metropolitana.

Hoy en día, la tasa de urbanización, es decir, el porcentaje de población que habita en ciudades en relación al total, ha superado ya, en el mundo, el 50%, es decir, la mitad.  En los países desarrollados, este porcentaje se eleva al 77,5%, lo que, en definitiva, demuestra que la tasa de urbanización es un indicador de desarrollo económico y social.  Todo hace pensar que, a medida que avance nuestro siglo, la población urbana en el mundo, seguirá creciendo a buen ritmo, hasta situarse porcentajes similares a los que hoy tienen los países desarrollados.

Llegados a este punto, he aquí una lista de términos clave cuyo significado debes conocer:

  • Poblamiento rural / poblamiento urbano
  • Tasa de urbanización
  • Burgo
  • Casco histórico
  • Ensanche burgués
  • Centro Comercial y de Negocios (CBD)

3. Características de la ciudad actual

Hoy en día, las ciudades han crecido tanto en número y tamaño, y su influencia sobre todo el territorio es tan intensa, que comienza a hablarse del “fenómeno urbano” para referirnos a la expansión de los modos de vida propios de este tipo de poblamiento y a la creación de espacios supraurbanos, de dimensiones considerables, que ocupan un territorio muy superior a la ciudad tradicional.

En definitiva, podemos definir y caracterizar el poblamiento actual por una serie de rasgos, como son:

  • Es aquel que está integrado por el conjunto de asentamientos humanos que llamamos ciudades, que son núcleos de población de tamaño medio o grande, con una estructura interna compleja, tanto a nivel funcional como social y económico, y una elevada densidad de edificación y de población.
  • En él, se desarrollan actividades económicas encuadradas, principalmente, dentro de los sectores secundario y terciario, especialmente comercio e industria.
  • Las ciudades ejercen múltiples funciones que influyen sobre un amplio territorio en torno a ellas y que son de tipo político-administrativo, económico, cultural, etc.
  • El plano urbano suele ser el reflejo de la evolución histórica de la ciudad desde su nacimiento o fundación, y puede adoptar múltiples formas, según la disposición de calles y edificios, o trama urbana.  Los más conocidos son el irregular, el ortogonal y el radiocéntrico.
planos urbanos

Distintos tipos de planos y tramas urbanos

Actualmente, el poblamiento urbano adopta múltiples escalas y formas, producto de su expansión y crecimiento.  Además de ciudades, propiamente dichas, hablamos también de:

  • Áreas metropolitanas, que se forman por el crecimiento de una ciudad principal que va absorbiendo el espacio urbano de otras menores que crecen cerca de ella.
  • Conurbaciones, que se producen por la unión de varias áreas metropolitanas o ciudades de similar tamaño e importancia.
  • Regiones urbanas, que se forman cuando el poblamiento urbano se va extendiendo hasta adquirir escala regional.
  • Megalópolis, que serían el resultado de la unión de varias regiones urbanas, creándose una sucesión de grandes ciudades y aglomeraciones urbanas.

La mayor parte de las formas de poblamiento urbano anteriores, surgen en países desarrollados, ricos o emergentes, de larga tradición urbana o de fuerte crecimiento industrial. Aunque en ellos el rápido crecimiento de las ciudades ha generado graves problemas de congestión, contaminación y marginalidad social, éstos tienden a solucionarse o bien a contenerse.  En los países subdesarrollados o pobres, sin embargo, el rápido proceso de urbanización no se debe al crecimiento económico, sino a la masiva llegada de inmigrantes procedentes de las áreas rurales (éxodo rural), que desborda la capacidad de acogida de las ciudades y se asientan en grandes barrios con apenas servicios e infraestructuras, creándose así, gravísimos desequilibrios sociales y económicos.

Para ampliar la información anterior y saber más sobre las ciudades en general, y las españolas en particular, puedes ira esta página:

https://geoblografia.wordpress.com/geografia-de-espana-7-morfologia-y-estructura-urbanas/

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 22/01/2016 en Geografía

 

Etiquetas: ,