RSS

1º ESO. Geografía e Historia – 3: Prehistoria y primeras civilizaciones

1. La Humanidad Prehistórica

La aparición del ser humano en el planeta tuvo mucho que ver con la existencia de un clima cálido y suave en África, nuestro primer hogar. Durante unos 5 millones de años, todo indica que, en este continente, se produjo una evolución física y anatómica que determinó el surgimiento del ser humano actual (homo sapiens). A lo largo de este tiempo, nuestros ancestros sobrevivieron gracias a actividades recolectoras, carroñeras y  depredadoras, para las cuales utilizaron útiles cada vez más sofisticados.

neanderthal

1.1. El proceso de hominización

En África, pues, surgieron los homínidos, seres que contaban con algunas características físicas y culturales específicamente humanas y que, por tanto, son considerados antepasados directos de nuestra especie. Entre nuestros más lejanos ancestros africanos, encontramos a los denominados australopitecos, miembros del orden de los primates que ya poseían algunos de los atributos que nos hacen humanos:

  • Eran bípedos, es decir, caminaban sobre las extremidades inferiores, lo que les permitía liberar las extremidades superiores y, en especial, sus manos.
  • Éstas poseían un pulgar oponible y, por lo tanto, estos seres ya podían sujetar y utilizar objetos con suficiente precisión como para tener una ventaja comparativa sobren otros competidores.
  • Ello era posible gracias a un cerebro grande, que les permitía pensar qué hacer con las manos y los objetos que utilizaban para ayudarse en su actividad cotidiana de subsistencia (caza, recolección, ramoneo, etc.)

Más adelante, hace aproximadamente unos dos millones de años, surgieron, también en África, los primeros representantes del género Homo: Homo Habilis y Homo Erectus, que añaden a los anteriores, dos atributos más, específicos del ser humano:

  • La invención y fabricación de herramientas, que dio lugar a las primeras culturas. Este rasgo es una consecuencia directa de los dos anteriores.
  • El lenguaje hablado, que nos permitió comunicar e intercambiar nuestras ideas y desarrollar una cultura compleja.

Finalmente, apareció el Homo Sapiens, que desde África se expandió por todo el mundo gracias a su gran capacidad de adaptación a distintos medios naturales. Cuando llegó a Europa, se encontró con otra especie humana que ocupaba el continente desde hacía más de 150.000 años, el Hombre de Neandertal (Homo Neandertalensis); no obstante, unos miles de años después, éste había desaparecido, dejando abundantes restos, tanto humanos como materiales. Se había completado así el proceso de hominización. Uno y otro, completaron el conjunto de los rasgos físicos y culturales que definen al ser humano:

  • El pensamiento abstracto, por el cual se desarrollaron el arte o las primeras creencias.
  • Ello permitió también la aparición de la autoconciencia, es decir, el propio conocimiento de las cualidades físicas y mentales que nos permiten tomar decisiones que afecten a nuestra vida.

En el siguiente esquema se muestran las líneas básicas de esta evolución, a la que denominamos proceso de hominización.

evolucion-humana-esquema

1.2. El Paleolítico

Al período de tiempo durante el que transcurre la evolución humana hasta quedar como único representante del género Homo, la especie a la que pertenecemos, Homo Sapiens, se le denomina Paleolítico o, dicho de otra manera, durante el Paleolítico tuvo lugar el denominado proceso de hominización. Es la etapa más larga de la historia de la humanidad y la vida en ella tuvo las siguientes características:

  • Las actividades que proporcionaban al ser humano la subsistencia eran la recolección de frutos, la caza y la pesca.  Se trata, pues, de una economía depredatoria, puesto que se tomaba directamente de la naturaleza lo que necesitaba.
  • Armas y herramientas de piedra tallada, madera y hueso, trabajándolas de manera que acabaran teniendo la forma deseada.
  • Las formas de vida eran nómadas, ya que los grupos humanos se movían en pos de los rebaños de animales que cazaban y en busca de zonas más ricas en frutos.
  • Se usó el fuego para mejorar la calidad de los alimentos ingeridos, para calentarse e iluminarse y para defenderse.
  • Al final del Paleolítico, aparecieron las primeras manifestaciones artísticas y las primeras creencias y rituales, signo de que la cultura humana había alcanzado ya una gran complejidad y se preparaba para dar el salto a la civilización.
Una familia de neandertales

Una familia de neandertales

Una de las claves en el éxito de la evolución del género Homo fue la fabricación de armas y herramientas (útiles) cada vez más sofisticadas que permitían una elevada eficacia en aquellas tareas en las que se usaban (caza, recolección, etc.) lo que, a su vez, favoreció la supervivencia como especie. A lo largo de las tres etapas del Paleolítico se desarrollaron diversas industrias líticas, o formas de trabajar la piedra, cada vez más sofisticadas.

  • En el Paleolítico Inferior, hasta hace unos 150.000 años, los primeros útiles fueron sencillos núcleos de piedra en los que se obtenía una punta y un filo a base de golpear con otra piedra uno de sus extremos. Más adelante, apareció la llamada cultura achelense, que depuró la técnica anterior hasta obtener hachas de mano llamadas bifaces.
  • Durante el Paleolítico Medio, entre 150.000 y 35.000 años, asociada al homo neanderthalensis, apareció la cultura musteriense, caracterizada sobre todo por la fabricación de puntas (de flecha o de lanza) a partir de lascas, es decir, esquirlas de piedra que se desprenden de un núcleo, mediante una técnica (Levallois) y una forma singular. Se fabricaban, además, raederas, raspadores, buriles, hendedores, etc.
  • En el Paleolítico Superior, las industrias líticas fueron muy diversas (Solutrense, Magdaleniense, etc.) En general, a partir del tallado sobre lascas, se obtenían piezas muy especializadas (de un único uso) y efectivas. De ésta época, además, se han conservado útiles de hueso como agujas o arpones. En la siguiente imagen se muestran algunas de las más características.

herramientas-paleolitico

Desde hace unos 50.000 años, los seres humanos (homo neandertalensis y homo sapiens) comienzan a dar muestras de un pensamiento más complejo que les lleva a interrogarse sobre cuestiones que van más allá de lo que puede verse a simple vista o de la mera utilidad inmediata de las cosas. En consonancia con ello, aparecen las primeras manifestaciones rituales en torno a momentos clave en la vida de los individuos, tales como la concepción, el nacimiento o la muerte.
Dos obsesiones: la supervivencia y la reproducción, es decir, asegurar la continuidad del grupo, serán los estímulos para el desarrollo de las primeras creencias y las primeras manifestaciones artísticas.  En las imágenes de abajo, podemos ver una estatuilla denominada “venus”, perteneciente al arte mueble (que se puede llevar de un sitio a otro) de hace unos 25.000 años, en la que parece detectarse algún tipo de creencia en una diosa de la fertilidad; junto a ella, la representación de un bisonte pintado en la pared de una cueva (arte parietal) que parece responder a un ritual propiciatorio de la caza de estos animales.

Venus de Willendorf. Paleolítico Superior. 

Como se puede ver en el siguiente mapa, antes de terminar el Paleolítico, el ser humano (Homo Sapiens) ya se había extendido por todo el mundo desde África, ocupando el resto de continentes antes de que comenzase la siguiente época de la Prehistoria, a la que se ha denominado Neolítico.

expansion-de-la-humanidad

1.3. El Neolítico y la primera Edad de los Metales

Hace unos 10.000 años, coincidiendo con el gran cambio climático y medioambiental que supuso el final de la última era glacial, se inicia una nueva época en la historia de la humanidad: el Neolítico. En ella se producirán transformaciones de tal magnitud en la vida cotidiana de los seres humanos, que hablaremos de una auténtica “revolución neolítica”.

En una zona del Próximo Orientea la que se denominará “Creciente Fértil“, entre el sur de la península de Anatolia, el oeste de la meseta de Irán y la costa mediterránea de Asia, los cambios en el medio natural, al finalizar la glaciación, influyeron decisivamente en la aparición de nuevas formas de organización y subsistencia basadas en la agricultura y la ganadería.  Ello fue posible, en buena medida, porque el ser humano, después de cientos de miles de años de evolución, había alcanzado un nivel cultural y una capacidad intelectual que le permitía afrontar con éxito aquel cambio en su relación con la naturaleza y en los modos de vida.

mapa neolítico y primera edad metales

Una vez dominadas las técnicas agrícolas básicas y la domesticación de animales, no hay razón para seguir siendo nómadas. La agricultura proporcionará lo necesario para sobrevivir sin tener que desplazarse detrás de las manadas de animales objeto de caza. A cambio, el trabajo de la tierra requiere tiempo, atención y trabajo durante todo el año, por lo que los grupos humanos, se asentarán en poblados estables. A medida que los beneficios de la agricultura se van haciendo cada vez más visibles, dichos poblados irán creciendo en tamaño y número, hasta que, finalmente, la sedentarización de los grupos humanos se convierta en la forma de vida más normal o habitual

Revolucion neolitica

Este proceso dio lugar a una serie de cambios de gran relevancia en la historia de la humanidad. Exponemos a continuación algunos de los más importantes:

  • Apareció una economía basada en la producción de alimentos y otros bienes, y no en la depredación (recolección y caza), como en el Paleolítico.
  • El suministro regular de alimentos supuso un descenso de las muertes por hambre y por enfermedades, por lo que pronto se constató un aumento de la población y de la esperanza de vida.
  • Hubo una rápida evolución tecnológica, que comenzó con la sustitución de la talla de núcleos y lascas, por la técnica del pulimento de la piedra para la fabricación de útiles y armas. Aparecieron los primeros tejidos, al tiempo que la necesidad de guardar y proteger el grano y los frutos de la cosecha, impulsó el desarrollo de la cestería primero, y de la cerámica después. Finalmente, una vez que se dispuso de hornos capaces de elevar la temperatura a cientos de grados, apareció la metalurgia, primero del cobre y, más adelante, del bronce y del hierro, que terminarían por desplazar a los útiles de piedra.
  • La mejora de las herramientas y de las técnicas y sistemas agrícolas, permitió la aparición de excedentes de producción que están en la base del trueque, o intercambio de bienes entre productores. Más adelante, cuando aparecieron intermediarios entre los productores, surgirían los primeros mercaderes y las primitivas formas de comercio. Gracias a ello, algunas personas en cada poblado pudieron especializarse en la fabricación de útiles y objetos de madera, cerámica o metal, lo que dio origen a la artesanía y los artesanos.
Çatal Hüyük

Poblado de Çatal Húyúk (Península de Anatolia)

  • El crecimiento demográfico y la aparición de funciones y oficios diversos entre la población, creo una sociedad cada vez más compleja que, en los poblados más grandes o en aquellos mejor situados, dio origen a las primeras ciudades. Éstas, pronto se rodearon de murallas para establecer sus límites y defender mejor a su población y sus riquezas de posibles enemigos externos. Para ello también aparecieron las primeras milicias armadas que, con el tiempo, se convertirían en los primeros ejércitos.
  • Debido al gran desarrollo de las actividades económicas y a la diversificación social en las ciudades, aparecieron grupos que, utilizando diversos medios, acaparaban riqueza y poder, mientras el grueso de la población se limitaba a trabajar y subsistir. Surgen, pues, las primeras diferencias entre ricos y pobres, pero también entre gobernantes y gobernados, por lo que, al tiempo que aparecen las grandes diferencias sociales, surgen también las primeras jefaturas políticas, dado que los ricos van a querer preservar su poder económico y político frente a posibles enemigos.
  • Por otro lado, como ahora los trabajos agrícolas son muy dependientes del clima y del paso de las estaciones, se hará necesario contar los días, los meses (o lunas) y los años, por lo que aparecerán los primeros calendarios, así como “intérpretes” de los cielos, las estrellas y los dioses (astrólogos/sacerdotes) y, en definitiva, las primeras religiones o sistemas de creencias organizados.
  • En el arte, se sustituye el realismo y la policromía de la representación de animales en el interior de las cuevas del Paleolítico, por la representación esquemática y monocroma de animales y personas al aire libre o en abrigos rocosos. Las primeras formas de arquitectura estaban compuestas por grandes bloques de piedras (megalitos) dispuestas de diversas formas.

Esquema del Neolítico.PNG

En definitiva, mientras la caza y la recolección de frutos silvestres fueron la base de nuestra subsistencia, durante el Paleolítico, la alimentación era muy irregular, alternando períodos de abundancia con otros de hambruna, ya que todo dependía del azar y de la habilidad de los cazadores y recolectores. Ahora, durante el Neolítico, esto va a cambiar. La agricultura va a permitir asegurar un suministro regular de alimentos a una dieta que se completará con lo que aporte la ganadería estabulada que se mantiene en el poblado (huevos, leche, carne, etc.).

La vida en el Neolítico

La vida en el Neolítico

La mejora de la alimentación trajo consigo una mayor resistencia a las enfermedades y una más elevada longevidad, lo que, en última instancia provocó un gran aumento de la población. Ante la necesidad de más tierras de cultivo, los agricultores extendieron sus prácticas cada vez por lugares más lejanos, ayudando a difundir y expandir el neolítico hacia Asia, Europa y el Mediterráneo, como puede verse en el mapa.

europe-diffusion-farming

Por otro lado, como ahora la economía se basa en la producción, puede cultivarse más cantidad de lo que se necesita y se inicia el intercambio de excedentes (o trueque) que, más adelante, cuando surjan los intermediarios especializados, o mercaderes, que obtienen beneficios con dicho intercambio, dará lugar al comercio. Además, hay que almacenar el grano y otros productos y para ello se inventará y se fabricará en grandes hornos la cerámica, paso previo al descubrimiento de la fundición de metales como el cobre.

calcolitico

Un poblado calcolítico en el Sureste de la Península Ibérica.

Con la metalurgia del cobre, desde comienzos del VI Milenio a.C. se inició el Calcolítico, o primera Edad de los Metales, durante la cual, los grandes avances técnicos y el enorme crecimiento de la población, llevaron a la gran expansión de la agricultura en Mesopotamia, el Mediterráneo y por Europa Central, a través del valle del Danubio. Como los pueblos que expandían estas innovaciones (agricultura, ganadería, metalurgia del cobre, etc.) tenían en común la utilización de vasijas de cerámica con forma de campana invertida, se les conoce, en conjunto, como cultura del vaso campaniforme.

Vaso_Campaniforme_Ciempozuelos

Con la aparición del bronce (aleación de cobre y estaño, mucho más resistente) hacia el 3.500 a.C., la búsqueda de estaño llevó la influencia de la cultura del Próximo Oriente a Europa Occidental y el norte de África, donde, al final de esta época, entre el 2.500 a.C. y el 1000 a.C. se desarrolló la llamada cultura megalítica. Como consecuencia de estos contactos, surgieron en el sureste de la Península Ibérica, las primeras culturas europeas de la edad del Bronce, la de los Millares (Almería) y, posteriormente, la de El Argar.

El megalitismo era un conjunto de construcciones compuestas por grandes bloques de piedra (megalitos) dispuestos de forma vertical u horizontal, cuyas funciones no están claras y parecen ser diversas. Las formas básicas son tres:

  • Menhir: bloque alargado de piedra que se clavaba en posición vertical en el suelo. En ocasiones aparecen alineados a lo largo de centenares de metros, por lo que reciben el nombre de alineamientos.
  • Dolmen: conjunto formado por varios bloques de piedra en posición vertical que sostienen otro u otros en posición horizontal. En ocasiones estaban recubiertos por tierra (túmulos), creando una cámara, a la que se accedía por un pasillo, con fines funerarios, denominándose sepulcros de corredor.
  • Crómlech: Círculos de piedra compuestos por bloques verticales que solían tener uno horizontal reposando sobre ellos. Parece que tenían una doble función de observatorio astronómico y ceremonial.

 

Para completar la información de este tema, leer las páginas 175 a 191 del libro de texto (Tomo II)

Conceptos que debes conocer sobre la Humanidad Prehistórica:

  • Homínidos: especies que, dentro del orden de los primates, son consideradas nuestros primeros antepasados y que se caracterizaban por caminar erguidos sobre las extremidades inferiores y poseer un gran cerebro.
  • Homo Sapiens: Nuestra especie, caracterizada por la utilización de herramientas y su adaptación a todo tipo de medios naturales.
  • Paleolítico: La primera etapa de la historia de la humanidad, que va desde la aparición de los primeros homínidos (hace unos 4 millones de años) hasta hace 12.000 años, durante la cual, éstos experimentan una evolución anatómica y cultural que da lugar al Homo Sapiens.
  • Nomadismo: forma de vida caracterizada por el desplazamiento continuo de los grupos humanos en busca de los alimentos necesarios para su sustento.
  • Neolítico: Etapa de la historia de la humanidad, en la Prehistoria, que va desde hace unos 12.000 años hasta hace unos 7.000 años, caracterizada por las grandes transformaciones que experimentaron las formas de vida humanas tras el descubrimiento de la agricultura y la ganadería.
  • Sedentarismo: Forma de vida que consiste en establecerse en un lugar en el que se vive y se trabaja de forma continua, especialmente cuando la actividad económica fundamental es la agricultura.
  • Economía productiva: Es el conjunto de actividades que sirven para la subsistencia o el progreso de una sociedad, basadas en la producción de bienes a partir de recursos que existen en la naturaleza.
  • Cerámica: Técnica consistente en el endurecimiento del barro mediante su cocción en un horno. Previamente se le ha modelado según la forma deseada.

Ahora, busca o deduce a través del texto, el significado de los siguientes conceptos:

  • Proceso de hominización
  • Bipedismo
  • Bifaz
  • Trueque
  • Megalitismo
  • Dolmen
  • Metalurgia
  • Bronce
  • Poblado/ciudad (diferencias)

 

2. Las primeras civilizaciones históricas: Mesopotamia y Egipto

A medida que, en el Próximo Oriente, los poblados fueron convirtiéndose en ciudades y las sociedades se hacían más complejas, en los dos extremos del Creciente Fértil, es decir, en Mesopotamia y en Egipto, aparecieron estructuras de poder (estados) sólidas y fuertemente organizadas, que dieron origen a las primeras civilizaciones.

Accede a los documentos que aparecen a continuación y trata de completar los espacios vacíos con las explicaciones de clase y la información que viene en el libro de texto en la unidad 8. Después, sobre el mapa mudo de Mesopotamia, Egipto y el Mediterráneo Oriental, sitúa los nombres de los lugares que se mencionan, así como de los accidentes geográficos más importantes.

Resumen de historia de Mesopotamia

Mesopotamia y Egipto - mapa mudo

En el siguiente video se resumen algunas de las características más importantes de la civilización egipcia, así como de sus grandes períodos:

Por último, y como resumen final de todo este bloque, puedes descargarte la siguiente presentación sobre la Prehistoria y los comienzos de la Edad Antigua.

Tema 1 – La Prehistoria

 

 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: