RSS

Archivo de la categoría: Geografía

Geografía. Final de la 1ª Evaluación

Aspectos previos a considerar

La asignatura de Geografía de España, de 2º de bachillerato, tiene como objeto de estudio la realidad espacial de España o, dicho de otra manera, los paisajes españoles. El objetivo principal debe ser, por lo tanto, la correcta caracterización y comprensión de los mismos. Para alcanzarlo, los contenidos que integran el curso deben abarcar desde los elementos y factores, naturales y humanos, que conforman dichos paisajes, hasta su evolución en el tiempo, que ha dado lugar a la actual diversidad paisajística.

Su estudio exige un método de aprendizaje centrado en torno a tres ejes básicos de conocimientos y destrezas:
1. El dominio de un vocabulario geográfico básico, así como de una serie de conceptos propios de las disciplinas más directamente relacionadas con la geografía, como puedan ser la demografía, la sociología, la economía, la geología, la meteorología, etc.
2. El conocimiento y manejo de técnicas de lectura e interpretación de todo tipo de gráficos y mapas temáticos, así como de documentos escritos que nos puedan aportar información válida para comprender los contenidos arriba mencionados.
3. El análisis e interpretación de documentos cartográficos e imágenes de diverso tipo (mapas topográficos, imágenes de paisajes y/o satélite), que nos permitirán explicar y ubicar en el territorio los procesos que originan los espacios naturales y humanos de España.

Mapa de España

Mapa de España

En cualquier caso, la Geografía, como ciencia de síntesis que es, implica la constante interrelación de todos los conocimientos que la integran y, por lo tanto, todos los contenidos que se vayan estudiando a medida que transcurre el curso, deben ser la base para comprender los que vienen después y, finalmente, para obtener una visión global de la materia que nos permita afrontar con éxito, no sólo la evaluación final, sino también, y en mayor medida para aquellos alumnos que quieran seguir estudios universitarios, las pruebas de acceso a la universidad (EvAU’s).

En el documento que se enlaza a continuación (y que se ha repartido en clase), se detallan los procesos de enseñanza y aprendizaje que vamos a usar para desarrollar los contenidos del curso y proceder a su evaluación:

Extracto programación geografía 2bac lomce

Examen final de 1ª Evaluación

De cara al examen final, recordar que tiene un valor total de 20 puntos y que se estructura en cuatro apartados, dos de carácter teórico y otros dos de tipo práctico:

  • Test de 16 ítems, sobre un total de 4 puntos, a razón de 0’25/ítem. Cada respuesta errónea, conlleva una penalización que resta la mitad del valor de la respuesta.
  • Tema a desarrollar en aproximadamente cara y media de folio, valorado sobre un total de 6 puntos, en el que se pedirá corrección expresiva y utilización de un léxico específico de la materia sobre la que se pregunta, orden y claridad expositiva y enumeración de todos los contenidos que forman parte de una respuesta completa.
  • Comentario de Imagen y/o mapa en el que se muestre algún tipo de fenómeno geográfico u otro contenido explicado durante el trimestre relacionado con el clima o el relieve español. Si se considera necesario, el análisis puede estar pautado. Se valora sobre 5 puntos
  • Comentario de gráfico que muestre la evolución o los rasgos de algún fenómeno geográfico estudiado durante los primeros dos meses de curso. Es muy probable que se trate de un diagrama climático, acompañado o no por algún otro documento complementario. Normalmente no irá pautado, dado que se ha estudiado en clase el tipo de análisis a llevar a cabo. Se valora sobre 5 puntos.

Recordad la necesidad de una buena presentación, de pensar bien antes de escribir la frase que va a resumir el contenido de la respuesta o, en el caso del test, antes de marcar la correcta (no se podrá modificar una vez marcada). Y, sobre todo, estudiar lo necesario para, al menos, tener una visión general de la materia objeto de examen.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 15/11/2017 en Algo de práctica, Geografía

 

Ruta didáctica por los Cerros de Alcalá y Ribera del Henares

Como parte del curso de Geografía de 2º de Bachillerato y tarea final de integración y aplicación de conocimientos adquiridos, hemos realizado esta ruta didáctica por la zona de la vega del Henares y el parque de los Cerros, un espacio degradado en su día, que ha sido recuperado para la ciudad y sus habitantes.

IMGP4147

El área que hemos recorrido, tanto a pie como con nuestra vista, es el resultado de una evolución geológica, de una dinámica climática y biogeográfica y de  una historia de ocupación y actividades humana.  Un compendio más que notable de diversos usos del suelo e impactos ambientales que debemos analizar y valorar. En la imagen inferior, aparecen en tonos verdes las zonas dedicadas a usos principalmente agrícolas, en tono rosáceo los usos residenciales, y en tonos malvas, los usos industriales y terciarios. La parte que mantiene su color natural, sería el área preservada (El parque de los Cerros) por la que nos vamos a mover (ruta amarilla)

Cerros 8

Debajo, un mapa del Parque de los Cerros propiamente dicho, con diversas unidades biogeográficas y del paisaje.

dav

En la siguiente presentación tenéis una aproximación geográfica a la zona por la que nos movemos. A continuación, un dossier, que os podéis descargar, en el que encontraréis información complementaria para abordar el estudio del área que nos ocupa:

Ruta didáctica CERROS DE ALCALÁ Y RIBERA DEL HENARES

Y en este otro documento encontraréis las pautas para la realización de vuestro trabajo de campo y obtención de conclusiones, que deberéis incorporar al dossier final del curso:

Documentos complementarios

Algunas imágenes de y desde el Parque de los Cerros:

Alcalá y Madrid

Vista de Alcalá, en primer plano, y de Madrid, al fondo, con el valle del Jarama entre ambas ciudades

sdr

Cerros, barrancos y cárcavas sobre el río y la campiña del Henares

IMGP4181.JPG

Alcalá (Barrios del Val y Espartales) en la cuenca del Tajo, sector de la campiña del Henares y del Jarama (a varios niveles o terrazas), con el Sistema Central (Sierra de Guadarrama) al fondo.

IMGP4158

Ejemplo de erosión remontante a partir de un barranco abierto sobre el río, mordiendo sobre un primer nivel horizontal en la cuesta del páramo.

Como se explica en el documento de actividades, debéis elegir una de las imágenes que habéis tomado con vuestros dispositivos, y comentar los elementos que en ella aparezcan. En este enlace encontraréis una aproximación a la técnica del comentario de paisajes:

Comentar Paisajes

Algunos momentos de la excursión de hoy:

dav

IMG_20170404_124148

dav

 
Deja un comentario

Publicado por en 03/04/2017 en Geografía

 

Mujeres de hoy en día

Esta semana que termina se ha celebrado el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo. En las clases de historia de 2º de bachillerato, al repasar la historia constitucional de España de los siglos XIX y XX, es muy común hablar del llamado sufragio universal masculino. Ello es un buen indicativo del papel escasamente relevante que, en la política, ha tenido la mujer, no solo en España, sino en la mayor parte de los países del mundo, hasta la segunda mitad del siglo XX.
Aunque hoy se han superado las injustas diferencias que se establecían en el pasado entre hombres y mujeres, aún persiste un gran trecho que salvar en el camino hacia la igualdad y la participación paritaria en política.

Por otra parte, en las clases de Geografía de 3º de ESO hemos hablado de la situación laboral de la mujer en el mundo y de cómo ellas nutren ese aún amplio porcentaje de «población inactiva» en muchos países del mundo. Sin ir más lejos, en España aún hoy, a comienzos de 2017, hay casi 12 puntos de diferencia entre la población activa masculina (64,80%) y la femenina (53,41%). Podemos imaginar lo que ocurre en muchos otros países en los que la condición femenina se despliega en un reducido espacio constituido por el hogar y los pocos metros cuadrados que tienen a su marido como centro.

experiencia
Sin embargo, la mayoría de esas mujeres, asignadas en los censos a la categoría que tradicionalmente se ha denominado «amas de casa» no solo no es cierto que no trabajen, sino que muchas veces son el sustento vital y económico de la familia, realizando tareas de lo más variado a lo largo del día. Pero ni siquiera existe un reconocimiento oficial de su aportación decisiva a la sociedad y la economía de muchos países.

Es por todo ello, y porque aún quedan residuos de un pasado en el que las estructuras sociales otorgaban a la mujer un papel subordinado al hombre, y establecían una clara diferencia y jerarquía en la realización de tareas y en la capacidad para tomar decisiones entre ambos sexos, por lo que debemos tomar conciencia de la importancia que tiene nuestra actitud y nuestro compromiso con la sociedad. Lo debemos hacer porque, además, la igualdad forma parte del conjunto de valores que hemos asumido con la democracia, el estado de derecho y la incorporación a la UE.
En ocasiones, además, esos residuos de un pasado que ya solo estudiamos en los libros de historia, se nos hacen presentes a través de reacciones de impotencia que cursan con acoso, maltrato y violencia extrema, con resultado, muchas veces, de muerte. Terminar con esta lacra es un compromiso en el que todos nos debemos involucrar si somos hombres y mujeres de nuestro tiempo.
En este sentido, escuchar la siguiente charla puede ser un ejercicio más que higiénico si nos hace pensar:

Conmemorar el día de la mujer es, pues, una parte importante de ese conjunto de acciones  y actitudes que nos encaminan hacia un futuro de equidad y convivencia. Es recordar a quienes aún no lo entienden, que vivimos en un siglo y una sociedad que rechaza la sumisión de unas personas hacia otras o la utilización de la violencia y la vejación para conseguir determinados propósitos. Es decirle a la mujer, que es su día, que es su vida, y hacerle sentir el apoyo del resto de las personas frente a seres repulsivos que no pueden tener cabida en nuestra sociedad.

Yo al menos, como hijo, compañero, padre y profesor de mujeres, así lo siento y asi lo entiendo.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 10/03/2017 en Geografía

 

La Joven de la Perla. Las Artes Plásticas en la Edad Moderna

En La Joven de la Perla, un pintor holandés, Johannes Vermeer, representa una muchacha anónima y, para algunos, misteriosa, que mira al espectador con descaro y luce una gran perla en un pendiente. La novela (y la película) del mismo nombre recrean, mediante la imaginación, la historia oculta tras el retrato. La tela, en sí, no dio mucho de qué hablar en su día pero, con el tiempo, terminó llamando la atención del público, cobró fama popular y se convirtió en un icono de la época y del autor. En el siguiente video podemos apreciar algunos detalles de esta pintura y del conjunto de la obra del autor, además de proporcionarnos una visión general del contexto histórico de la misma.

Se trata de uno de los cuadros más conocidos de este autor, cuya vida y obra se ciñeron a su ciudad natal, Delft, por lo que también es conocido como Vermeer de Delft. Es uno de los máximos representantes de la Edad de Oro de la pintura holandesa, durante el siglo XVII, en pleno Barroco. Aunque el paisaje no es uno de los géneros que más cultivó, debajo de estas líneas podemos ver una de sus Vistas de Delft, en la que podemos apreciar una bella estampa de su ciudad natal.

vermeer-view-of-delft

En sus cuadros recoge algunas de las características más sobresalientes del estilo barroco, como son el interés por el color y la luz, por sus contrastes y la riqueza de sus matices; pero, al mismo tiempo, otros rasgos nos llevan a conceptos artísticos más primarios, sobre todo en el tratamiento del espacio y la profundidad (perspectiva, escorzos…) o en lo equilibrado de sus composiciones, lo que nos haría pensar, al contemplarlos, en términos del Renacimiento.  Por ello, podríamos decir que la pintura de Vermeer, representa, en cierta medida, el punto culminante de la evolución de la pintura durante la Edad Moderna.

johannes_vermeer_-_het_melkmeisje_-_google_art_project

Los temas representados son, en la mayor parte de los casos, de poca trascendencia, como escenas de la vida cotidiana o retratos anónimos; los géneros más cultivados, por lo tanto, serán el retrato, los interiores y la pintura de género, además del paisaje, del cual hemos visto arriba un ejemplo.

 
Deja un comentario

Publicado por en 10/01/2017 en Geografía

 

El «Ordenamiento de Alcalá» como ejemplo de fuente histórica

Bajo este nombre, se designa el conjunto de 58 leyes que fueron promulgadas por Alfonso XI en Alcalá de Henares, donde se reunieron las cortes en 1348, con el fin de disponer de un «corpus» legal con el que hacer frente a buena parte de los conflictos que podían surgir entre los distintos grupos sociales del reino, así como en la relación que estos mantenían con el territorio y los habitantes del mismo. Pincha en la imagen para abrir el documento, en una edición de 1847.

Ordenamiento de Alcalá.PNG

Aunque existían leyes y normas antiguas que ordenaban los asuntos relativos a los municipios o concejos y a los señoríos, especialmente en lo que se  refería a los derechos sobre la tierra y las personas, y a la jerarquía de la prelación de tales derechos, los conflictos surgidos a raíz de estos asuntos, obligaban a consultar con frecuencia al monarca, que debía resolver según códigos en uso que ya no contemplaban muchos de los nuevos problemas surgidos con la conquista y repoblación de nuevas tierras y el establecimiento del poder real en ellas. los cuadernos de leyes, aprobados por los estamentos en las Cortes, reflejan las concepciones de los juristas que aconsejan al rey, que prevalecían sobre los Fueros, bajo la ficción de que todo el pueblo, representado por los procuradores que prestan su asentimiento, accede a ello. El «Ordenamiento» arriba expuesto era la respuesta actualizada a muchos de los pleitos generados por las nuevas circunstancias históricas que se viven a partir del siglo XIII en Castilla. Es, además, una muestra de la proclamación de autoridad y de la intención uniformizadora del rey Alfonso XI para todos sus reinos y territorios, ideas que se transmitirán a sus sucesores en la Corona de Castilla, a diferencia de lo que ocurre en la de Aragón, donde predominará el pactismo y los fueros particulares.

Las fuentes históricas son cruciales a la hora de «escribir» la historia. En ellas, no solo encontramos datos, sino que, en el caso de las primarias, accedemos a un tiempo histórico al que es muy difícil dar forma desde la lejanía de los libros de texto o de las fuentes historiográficas. Es, por ello, muy importante su conocimiento y su análisis. Fíjate en el siguiente cuadro, en el que se muestran los diferentes tipos de fuentes históricas. Además, pinchando en él, enlazarás con la página web del autor del mismo, en la que ampliamos conocimientos sobre este asunto.

tipos_de_fuentes_historicas

 
Deja un comentario

Publicado por en 07/12/2016 en Geografía

 

El poblamiento urbano

1. El Proceso de urbanización a lo largo de la historia

A lo largo de su historia, la población humana ha pasado por épocas en las que, como hemos visto, crecía lentamente, y otras en las que ese crecimiento se aceleraba. Dos grandes revoluciones económicas, la Revolución Neolítica (hace unos 10.000 años) y la Revolución Industrial (a partir de finales del siglo XVIII), permitieron una expansión de la humanidad por la superficie del planeta sin precedentes, al tiempo que su número crecía de forma llamativa gracias a la mayor disponibilidad de recursos que aportó cada una de ellas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cueva habitada en el Paleolítico y Castillo medieval en el enclave de Los Casares (Guadalajara)

Pero no sólo se produjeron cambios en el volumen de la población humana. También afectaron a la forma y los lugares en que el ser humano vivía. En primer lugar, después de cientos de miles de años de nomadismo, con el Neolítico aparecieron los primeros asentamientos estables o poblados en los que vivían, sobre todo, agricultores. Pronto, con el descubrimiento de la cerámica y los metales, fueron surgiendo poblados de mayor tamaño especializados en actividades artesanales y, principalmente, comerciales.  Estos acabarían originando las primeras ciudades.  Los grupos humanos que vivían del pastoreo o los que seguían dedicándose a la caza y la recolección de alimentos, mantuvieron formas de vida nómadas.

Así pues, al comenzar la Historia y las primeras civilizaciones, ya habían surgido los dos grandes tipos de poblamiento, o formas de asentamiento de la población: el poblamiento rural, basado en aldeas y asentamientos dispersos, y el poblamiento urbano, constituido por las ciudades.

Durante milenios, el poblamiento rural fue indiscutiblemente mayoritario, a pesar de que hubo épocas en las que las ciudades alcanzaron un gran esplendor, como en la antigua Grecia o en Roma. La decadencia de este último imperio, a partir del siglo III, provocó su casi completa extinción en Europa Occidental y el comienzo de la era feudal, en la que durante casi mil años, la vida transcurrió y se decidió en el campo, en aldeas, monasterios y castillos.  Sólo a partir del siglo XI renacieron las ciudades en Occidente gracias al desarrollo del comercio, en muchas ocasiones al amparo de fortalezas o burgos, en torno a los cuales iban creciendo núcleos de población de carácter urbano, o bien en las pocas ciudades que habían sobrevivido desde la antigüedad, normalmente sedes episcopales o puertos marítimos.

Ciudad medieval evolución

Al terminar el siglo XIII, dichas ciudades habían alcanzado su máximo desarrollo, mantenían una intensa actividad económica y sus habitantes gozaban de libertades y privilegios singulares. Quedaban perfectamente delimitadas por recintos amurallados que unían a su función defensiva, otra de carácter administrativo, que las separaba del campo circundante en el que regían unas formas de vida y unas leyes muy distintas, enmarcadas dentro de lo que denominamos Feudalismo.

Sin embargo, la ciudad se topa en esta época con unos límites físicos difícilmente franqueables. El crecimiento de su población más allá de un umbral que permitiera abastecer de productos frescos a la ciudad, provocaba el desarrollo de enfermedades por falta de ciertas vitaminas, con consecuencias muchas veces devastadoras. Por ello, el tamaño de las mismas quedó estabilizado en función de la fertilidad y las posibilidades de su entorno para producir alimentos frescos y, durante siglos, pocas ciudades en Europa superaron los 150.000 habitantes.

Hubo que esperar al siglo XIX para ver cómo cambiaban las cosas. La Revolución Industrial trajo consigo la revolución de los transportes, con el protagonismo del ferrocarril como medio terrestre capaz de transportar grandes cantidades de mercancías a una más que notable velocidad.  La rápida expansión de la red ferroviaria durante este siglo, permitió un crecimiento sin precedentes del número y el tamaño de las ciudades, ya que facilitaba su abastecimiento e intercomunicación.

[gickr.com]_01dc21ae-ad32-3db4-05dd-967e3cf1e336

Difusión del ferrocarril en Europa entre 1840 y 1880

La revolución industrial también comportó el auge del llamado «éxodo rural«, una migración masiva de agricultores, que eran expulsados del campo a causa del creciente empleo de máquinas agrícolas y de los cambios en la estructura de la propiedad de la tierra. Ello unido al desarrollo de actividades como la minería, la industria textil o la siderometalúrgica, junto a la eliminación, gracias al ferrocarril, del problema que suponía el abastecimiento de alimentos frescos para muchas ciudades, permitió que estas se multiplicasen en número y crecieran en tamaño hasta superar en algunos casos el millón de habitantes.

Industrial_city2

Esquema síntesis de una ciudad europea tipo.

2. La ciudad en el siglo XX y en la actualidad

De esta manera, al finalizar el siglo XIX, en Europa había surgido la nueva ciudad industrial, ya de un tamaño considerable, y que reflejaba en su estructura, tanto los sectores que el pasado urbano había legado, el llamado casco histórico, como las nuevas áreas surgidas con la Revolución Industrial: las zonas industriales y de residencia obrera, las áreas de transporte (vías y estación de ferrocarril, carreteras, etc.) y el llamado ensanche burgués, área de residencia de la clase alta de la ciudad, que había abandonado las estrecheces del casco histórico para buscar espacios más amplios, limpios y ordenados.  Se desarrolla también en el interior de la ciudad, en una zona céntrica y bien comunicada (normalmente entre el casco histórico y el ensanche burgués), el llamado Centro Comercial y de Negocios (por sus siglas en inglés, CBD), donde se encuentran las sedes y oficinas de empresas y organismos públicos, el comercio especializado y de alta gama,

Al entrar en el siglo XX, gracias al mencionado desarrollo industrial y al comercio colonial, este tipo de ciudad se consolida en Europa y acabará extendiéndose por el mundo con grandes o pequeñas variantes.

Con el tiempo, el crecimiento urbano generará graves problemas de congestión y comunicación, a los que se hace frente mediante transformaciones en la distribución de las áreas urbanas, el reparto de funciones dentro del tejido urbano y la construcción de importantes infraestructuras de comunicación y transporte. Surgirán así zonas residenciales para la clase acomodada y otras para la clase media o media baja (urbanizaciones y barriadas), áreas de poblamiento marginal (chabolismo), áreas industriales y de servicios (polígonos) y centros comerciales en la periferia, amplios y bien comunicados, para descongestionar el centro urbano.

BILBAO ARENA, BILBAO BASKET

Bilbao y su área metropolitana.

Hoy en día, la tasa de urbanización, es decir, el porcentaje de población que habita en ciudades en relación al total, ha superado ya, en el mundo, el 50%, es decir, la mitad.  En los países desarrollados, este porcentaje se eleva al 77,5%, lo que, en definitiva, demuestra que la tasa de urbanización es un indicador de desarrollo económico y social.  Todo hace pensar que, a medida que avance nuestro siglo, la población urbana en el mundo, seguirá creciendo a buen ritmo, hasta situarse porcentajes similares a los que hoy tienen los países desarrollados.

Llegados a este punto, he aquí una lista de términos clave cuyo significado debes conocer:

  • Poblamiento rural / poblamiento urbano
  • Tasa de urbanización
  • Burgo
  • Casco histórico
  • Ensanche burgués
  • Centro Comercial y de Negocios (CBD)

3. Características de la ciudad actual

Hoy en día, las ciudades han crecido tanto en número y tamaño, y su influencia sobre todo el territorio es tan intensa, que comienza a hablarse del «fenómeno urbano» para referirnos a la expansión de los modos de vida propios de este tipo de poblamiento y a la creación de espacios supraurbanos, de dimensiones considerables, que ocupan un territorio muy superior a la ciudad tradicional.

En definitiva, podemos definir y caracterizar el poblamiento actual por una serie de rasgos, como son:

  • Es aquel que está integrado por el conjunto de asentamientos humanos que llamamos ciudades, que son núcleos de población de tamaño medio o grande, con una estructura interna compleja, tanto a nivel funcional como social y económico, y una elevada densidad de edificación y de población.
  • En él, se desarrollan actividades económicas encuadradas, principalmente, dentro de los sectores secundario y terciario, especialmente comercio e industria.
  • Las ciudades ejercen múltiples funciones que influyen sobre un amplio territorio en torno a ellas y que son de tipo político-administrativo, económico, cultural, etc.
  • El plano urbano suele ser el reflejo de la evolución histórica de la ciudad desde su nacimiento o fundación, y puede adoptar múltiples formas, según la disposición de calles y edificios, o trama urbana.  Los más conocidos son el irregular, el ortogonal y el radiocéntrico.
planos urbanos

Distintos tipos de planos y tramas urbanos

Actualmente, el poblamiento urbano adopta múltiples escalas y formas, producto de su expansión y crecimiento.  Además de ciudades, propiamente dichas, hablamos también de:

  • Áreas metropolitanas, que se forman por el crecimiento de una ciudad principal que va absorbiendo el espacio urbano de otras menores que crecen cerca de ella.
  • Conurbaciones, que se producen por la unión de varias áreas metropolitanas o ciudades de similar tamaño e importancia.
  • Regiones urbanas, que se forman cuando el poblamiento urbano se va extendiendo hasta adquirir escala regional.
  • Megalópolis, que serían el resultado de la unión de varias regiones urbanas, creándose una sucesión de grandes ciudades y aglomeraciones urbanas.

La mayor parte de las formas de poblamiento urbano anteriores, surgen en países desarrollados, ricos o emergentes, de larga tradición urbana o de fuerte crecimiento industrial. Aunque en ellos el rápido crecimiento de las ciudades ha generado graves problemas de congestión, contaminación y marginalidad social, éstos tienden a solucionarse o bien a contenerse.  En los países subdesarrollados o pobres, sin embargo, el rápido proceso de urbanización no se debe al crecimiento económico, sino a la masiva llegada de inmigrantes procedentes de las áreas rurales (éxodo rural), que desborda la capacidad de acogida de las ciudades y se asientan en grandes barrios con apenas servicios e infraestructuras, creándose así, gravísimos desequilibrios sociales y económicos.

Para ampliar la información anterior y saber más sobre las ciudades en general, y las españolas en particular, puedes ira esta página:

https://geoblografia.wordpress.com/geografia-de-espana-7-morfologia-y-estructura-urbanas/

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 22/01/2016 en Geografía

 

Etiquetas: ,

La población europea entre los siglos XVIII y XIX

La Demografía es la ciencia que estudia la población. Puede hacerlo desde dos puntos de vista: uno dinámico, a través del estudio de sus variaciones en el tiempo y en el espacio, o movimientos de la población; y otro estático, que analiza la composición de la población en un momento y lugar determinado, o estructura de la población. La Historia utiliza sobre todo la dinámica de la población en sus estudios, al mostrar la evolución de las diversas variables que la constituyen. Observa en las siguientes imágenes, sendos esquemas en los que se muestran las nociones básicas que todos debemos conocer sobre dinámica y estructura de la población:

Dinámica de la población

Estructura de la población

Si nos atenemos solo a los movimientos naturales de la población, vemos que ésta puede crecer en mayor o menor medida o, incluso, decrecer, en función de los valores que adquieren la mortalidad y la natalidad. Pues bien, cuando dichos valores se mantienen en el tiempo según unas pautas más o menos estables, se habla de régimen demográfico, que no es más que un patrón o modelo de crecimiento de la población, que no varía sustancialmente en un largo período de tiempo.

De la lectura y observación de los cuadros y textos anteriores, deduce el significado de:

  1. Movimientos Naturales de la población

  2. Crecimiento Natural

  3. Movimientos Migratorios (o Migraciones)

  4. Estructura de la población

  5. Población Activa.

  6. Régimen Demográfico.

Como la natalidad y la mortalidad dependen, en buena medida, de las características del sistema económico, cultural y tecnológico alcanzado por una sociedad, podemos hablar, a grandes rasgos, de dos tipos de regímenes demográficos a lo largo de la historia:

  1. El Régimen Demográfico Antiguo, se caracteriza por valores altos de Natalidad, compensados por una también alta Mortalidad, todo ello debido a que se trata de sociedades rurales y con un bajo nivel de vida. En consecuencia, el Crecimiento Natural era muy bajo e, incluso, negativo, cuando se dejaban sentir los efectos de las periódicas Crisis de Subsistencia o de mortalidad, que eran causadas por guerras, malas cosechas o especulación con los precios del trigo;  la esperanza media de vida era, pues, muy baja (raramente superaba los 30 años)
  2. El Régimen Demográfico Moderno o actual, se caracteriza por valores bajos de Natalidad, compensados por una también baja Mortalidad, todo ello debido a que se trata de sociedades urbanas y con un alto Índice de Desarrollo Humano. En consecuencia, también en este caso, el Crecimiento Natural es muy bajo  e, incluso, negativo (en épocas de crisis la natalidad se reduce a niveles ínfimos);  La mortalidad deja de disminuir, ya que la esperanza media de vida es muy alta (más de 75 años) y, por lo tanto, la población tiende al envejecimiento.

El paso de un régimen a otro coincidió (y fue consecuencia) históricamente, con una serie de cambios en las formas de vida, principalmente en la economía y en la cultura, de las sociedades europeas del siglo XVIII.  La dinámica demográfica en Europa, experimentará un proceso de reducción, más o menos lenta, de los valores de la mortalidad, primero, y de la natalidad, más tarde, que se desarrolla en dos fases sucesivas, y que se denomina Transición Demográfica.

Gráfico Transición Demográfica

En el siglo XVIII, la progresiva incorporación de medidas higiénicas básicas a los hábitos de vida, una relativa paz en el continente y una mejor y más abundante alimentación, hizo que las crisis de subsistencia se fueran volviendo cada vez más raras y que, por consiguiente, la mortalidad comenzase a descender con claridad, mientras se mantenía alta la natalidad.  Nos encontramos en la 1ª Fase de la Transición Demográfica.

Esta situación, de haber continuado vigentes las viejas estructuras económicas de origen medieval en Europa, hubiera culminado en una grave crisis demográfica por superpoblación, tarde o temprano. ¿Por qué no sucedió? Las razones son varias, y en primer lugar hay que señalar las transformaciones en la estructura agraria de países como Inglaterra o los Países Bajos, donde mejoraron las técnicas agrícolas y se desarrollaron nuevos sistemas de cultivo que incrementaban los rendimientos. En segundo lugar, porque, en las ciudades se experimentó un gran crecimiento de la industria, especialmente la textil, que acabaría dando lugar a la llamada Revolución Industrial.  Hacia ellas se dirigió el masivo éxodo rural causado por la reducción de mano de obra que la introducción de máquinas provocó en el campo, y porque muchos pequeños campesinos, arruinados, se veían obligados a vender o abandonar sus tierras.

En el momento álgido de la Transición Demográfica (que, en el gráfico anterior, se encuentra entre la 1ª y 2ª fase), la diferencia entre las tasas de natalidad y de mortalidad, es máxima, por lo que el Crecimiento Natural será muy grande, y ello da lugar a un enorme aumento de la población.  Por ello, este proceso recibe también el nombre de Revolución Demográfica y suele ir acompañada de intensas migraciones. Además del ya mencionado Éxodo Rural, también se produjo una numerosa emigración hacia América y otros continentes, especialmente a partir de la segunda mitad del siglo XIX.

Deduce, a continuación, el significado de los siguientes términos y defínelos:

  1. Régimen Demográfico Antiguo.

  2. Crisis de Subsistencia.

  3. Esperanza de vida.

  4. Régimen Demográfico Moderno.

  5. Transición Demográfica.

  6. Éxodo Rural.

Así pues, la Transición Demográfica tuvo tres consecuencias principales sobre la población europea del siglo XIX:

  1. Provocó un gran aumento de la población en Europa como podemos ver abajo en sendos gráficos para algunos países europeos y para España.
  2. Ello dio lugar a grandes migraciones, entre las que destaca el Éxodo Rural, que pobló las ciudades europeas, y la emigración hacia América, que desplazó a millones de europeos hacia el Nuevo Continente, gracias sobre todo al gran progreso que experimentaron las técnicas agrícolas y de producción industrial (Revolución Industrial).
  3. Finalmente, la masiva llegada de gente a las ciudades, generó una auténtica Revolución Urbana, que fue posible gracias al desarrollo de nuevos medios de transporte, especialmente el Ferrocarril, capaces de abastecer poblaciones no agrícolas a gran escala.

A continuación, tratad de interpretar los dos gráficos que se exponen debajo, utilizando un esquema de comentario similar al utilizado con los textos:

Evol_pob_EdadMod

EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN SIGLO XIX

Trata ahora, como ejercicio de autoevaluación, de comentar el siguiente texto utilizando las pautas de análisis explicadas en clase:

“A principios de marzo, al aumentar la penuria, vinieron a esta ciudad unos tres mil pobres, la mayor parte de los cuales, negros, tostados por el sol, extenuados, débiles y en malas condiciones, daban muestras evidentes de su necesidad (…). Y estos pobrecillos que iban vagando por la ciudad, destruidos por el hambre (…), morían de cuando en cuando por las calles, por las plazas y bajo el palacio (…). Debiéndose, por los presentes sucesos, deducir una advertencia para saber cómo comportarse en el futuro, se recuerda que sería necesario socorrer a los pobres de los pueblos mandándoles grandes y suficientes limosnas, prohibiéndoles después rigurosamente la entrada en la ciudad, poniendo guardias en las puertas y haciéndoles salir cuando hubieran entrado. Porque actuando de este modo evitaremos el espanto que implica una multitud rabiosa de gente medio muerta que asedia a todo el mundo por las calles, por las plazas, por las iglesias y a las puertas de las casas, de modo que no se puede vivir con un hedor que apesta, con continuos espectáculos de moribundos muertos y, sobre todo, con tantos rabiosos que no se los puede quitar uno de encima sin darles limosna.”

Medidas que un médico aconseja tomar en el futuro a raíz de la hambruna de 1629 en Bérgamo (Italia).

 
Deja un comentario

Publicado por en 28/11/2015 en Geografía, Historia

 

Madrid tiene boina y se la pone cuando hace sol

Sigamos el siguiente enlace, pinchando sobre la fotografía, y leamos la noticia:

contaminacion11

Si no nos hemos fijado bien, pensaremos que la noticia es de hoy. Todo el mundo habla de la «boina» de Madrid, y no porque nos guste lucirla de vez en cuando. Porque, en realidad, es una campana de contaminación. Como se ve en la imagen, se trata de una acumulación de partículas y gases contaminantes en las capas bajas de la atmósfera que, debido a la existencia de altas presiones, no se dispersan por la troposfera ni caen al suelo. Es decir, polución pura y dura, a la altura de nuestros pulmones.

La noticia, sin embargo, se refiere a una situación similar a la actual, vivida a comienzos de año. Y es que este tipo de situaciones meteorológicas se producen con relativa frecuencia en aquellas estaciones en las que son normales los tipos de tiempo estable y anticiclónico sobre la Península Ibérica, es decir, invierno y verano. No son tan normales, en cambio, en otoño, como sucede ahora. En esta estación es más habitual encontrarnos tipos de tiempo inestable y lluvioso, con predominio de bajas presiones. Pero la coincidencia del habitual denso tráfico de Madrid, el inicio de la temporada de calefacción y un inusual (por lo prolongado) anticiclón sobre la península, han jugado en favor de la «boina».

Las medidas adoptadas han de entenderse como necesarias para evitar las nefastas consecuencias que, sobre la salud, puede tener respirar ahí, en medio de esa niebla sucia. Y de los tres factores intervinientes en su formación, hay uno sobre el que se puede actuar con mayor facilidad, y como es, además, el principal responsable de la misma, los efectos positivos de su regulación se notarán casi de inmediato: se trata del tráfico. De ahí las limitaciones a las que está siendo sometido.

La pregunta, a continuación, sería: si este es un fenómeno relativamente corriente en Madrid, ¿nunca antes se habían alcanzado los niveles de contaminación de estos días? Posiblemente sí, pero la inexistencia de un protocolo de actuación al respecto, hasta el mes de julio pasado, ha hecho que en Madrid se haya pasado por situaciones como esta sin adoptar medidas. Estamos ante la primera y, seguramente, no será la última. A muchos les habrá pillado desprevenidos esta vez, pero habrá que ir acostumbrándose.

 
Deja un comentario

Publicado por en 13/11/2015 en Geografía

 

Geografía de España. Orientaciones para el curso y primer mes de clase.

1. Objeto de estudio y contenidos de la asignatura de Geografía

La asignatura de Geografía de España, de 2º de bachillerato, tiene como objeto de estudio la realidad espacial de España o, dicho de otra manera, los paisajes españoles. El objetivo principal debe ser, por lo tanto, su caracterización y correcta comprensión. Para alcanzarlo, los contenidos que integran el curso deben abarcar desde los elementos y factores, naturales y humanos, que conforman dichos paisajes, hasta su evolución en el tiempo, que ha dado lugar a la actual diversidad paisajística española.

Su estudio va a exigir de nosotros un método de aprendizaje centrado en torno a tres ejes básicos de conocimientos y destrezas:
1. El dominio de un vocabulario geográfico básico, así como de una serie de conceptos propios de las disciplinas más directamente relacionadas con la geografía, como puedan ser la demografía, la sociología, la economía, la geología, la meteorología, etc. Ello nos debería permitir, tanto definir con precisión cualquiera de estos términos, como utilizarlo con propiedad en el desarrollo de un tema o comprender íntegramente cualquier documento escrito.
2. El conocimiento y manejo de técnicas de lectura e interpretación de todo tipo de gráficos y mapas temáticos, así como de documentos escritos que nos puedan aportar información válida para comprender los contenidos arriba mencionados.
3. El análisis e interpretación de documentos cartográficos e imágenes de diverso tipo (desde fotografías de paisajes a imágenes de satélite), ya que ello nos permitirá explicar y ubicar en el territorio, todos los fenómenos y procesos estudiados que han dado lugar a los espacios naturales y humanos de España.

Mapa de España

Mapa de España

En cualquier caso, la Geografía, como ciencia de síntesis que es, implica la constante interrelación de todos los conocimientos que la integran y, por lo tanto, todos los contenidos que se vayan estudiando a medida que transcurre el curso, deben ser la base para comprender los que vienen después y, finalmente, para obtener una visión global de la materia que nos permita afrontar con éxito, no sólo la evaluación final, sino también, y en mayor medida para aquellos alumnos que quieran seguir estudios universitarios, las pruebas de acceso a la universidad (PAU’s).

En el documento que se enlaza a continuación (y que se ha repartido en clase), se detallan los procesos de enseñanza y aprendizaje que vamos a usar para desarrollar los contenidos del curso y proceder a su evaluación:

Extracto programación Geografìa-2Bach 2015-2016

Como en él se puede ver, los primeros dos meses del curso, los dedicaremos (los estamos dedicando) al estudio de la diversidad del medio natural español. Hemos comenzado por el análisis y la explicación del relieve, como gran escenario en el que se van a desarrollar las actividades humanas y del cual se van a obtener recursos necesarios para la subsistencia y el progreso económico.

2. Utilidad de la Geografía

Si a estas alturas os estáis arrepintiendo de haber elegido la asignatura o el itinerario que la incluye en el «pack», nada de desmoralizarse.  Si comprendemos la interrelación que existe entre todos los contenidos de geografía y el carácter global de la materia, podremos deducir que se trata de un saber sumamente útil para nuestra vida.  Las razones que podemos esgrimir en este sentido son, entre otras, las siguientes:

  1. La Geografía nos permite comprender la realidad española actual, en la que va a tener que desplegarse nuestro futuro más inmediato.
  2. Nuestra disciplina, además, nos mostrará claramente las fortalezas y las debilidades de nuestro país, y en la medida en que las conozcamos, estaremos más capacitados para actuar, como ciudadanos responsables o como profesionales, sobre su futuro.
  3. Nos permite, también, entender la integración de España en marcos socioeconómicos, políticos y culturales más amplios (Europa, UE, OCDE, Europa del Euro, Europa del tratado de Schengen, etc.) y lo que implican dichas pertenencias. Todo ello, además, dentro de un escenario global que se presenta como posibilidad de futuro tanto laboral como vital.
  4. La Geografía nos aporta conocimientos que son claves a la hora de tomar decisiones de todo tipo, desde algunas tan aparentemente banales como elegir el lugar de vacaciones idóneo en una determinada época del año, a otras de mayor calado como el cuándo y, sobre todo, el dónde adquirir o alquilar una casa.
  5. Al mostrarnos la realidad como un todo, la Geografía nos ayudará, como simples ciudadanos, a cuidar, mejorar y preservar el medio en el que vivimos, tanto el humano (nuestras ciudades y barrios) como el natural (bosques, humedales, etc.), potenciando actividades y actitudes sostenibles y evitando aquellas que son destructivas.
  6. Mirando hacia vuestro futuro laboral, hay que decir que la Geografía tiene un potencial de empleabilidad cada vez mayor, puesto que todas las utilidades enumeradas más arriba, y las capacidades que se desarrollan con su estudio, son apreciadas cada vez por un mayor número de empresas e instituciones tanto públicas como privadas.  Organismos oficiales, como aquellos dedicados a la Ordenación del Territorio, requieren técnicos que, en muchos casos, salen de los estudios de grado de Geografía.
  7. Finalmente, los contenidos estudiados en nuestra materia, han de servir también para crear en nosotros una conciencia ciudadana que exija a nuestros políticos una visión de estado y una gestión correcta, justa y equilibrada de los recursos del país, que sirva para el progreso del conjunto de la sociedad y para la eliminación de la pobreza y las desigualdades sociales.

Si aún así no os convence el asunto, no os deis por vencidos y tratad de interesaros por las clases. Al fin y al cabo, si vamos a tener que estudiar geografía para aprobarla en mayo, mejor tenerla como aliada que como enemiga. 😉

3. Primer mes de clase

Así pues, tras una introducción a la materia en la que habremos tratado de entender en qué consiste ésta y para qué sirve, es hora de adentrarse en los contenidos de la misma.  Lo haremos a dos niveles: por un lado las clases teóricas (3 horas semanales), en las que comenzaremos por el estudio del relieve, que nos llevará hasta mediados de octubre, y por otro, las clases prácticas (1 hora semanal)que iniciaremos con la lectura, interpretación y comentario de un texto de Estrabón acerca de la Península Ibérica.

En la siguiente página encontraréis un resumen de los contenidos de este primer tema y otros materiales complementarios que os servirán para profundizar en ellos, siempre sin perder de vista el libro de texto:

https://geoblografia.wordpress.com/el-relieve-peninsular/

Como complemento de los primeros temas del curso y con el fin de adquirir una visión más humanística de la relación del hombre y el medio natural, debéis leer la novela de José Luis Sampedro El Río que nos lleva, y entregar un trabajo sobre la misma antes de que termine el primer trimestre (mediados de diciembre), cuyo guión os dejo en el siguiente documento:

(GUIÓN PARA EL COMENTARIO DE El río que nos lleva)

 
Deja un comentario

Publicado por en 04/10/2015 en Geografía, Geografía de España

 

Semana de las PAU’s. Todo bajo control.

Un año más, tras acabar el bachillerato, ha llegado la semana que, para muchos, es el «momento» de la verdad.  Y, precisamente por eso, hay que comenzar a relajarse.  Al fin y al cabo, «alea jacta est».  Solo cabe ya confiar en las propias fuerzas, en la madurez de cada uno y en la capacidad de tomar decisiones acertadas a partir de los conocimientos que se poseen.

No hay que pretender más, pero tampoco menos.  ¡Ojo con subestimar ahora las capacidades de cada cual!  ¡Ojo con pensar que lo hecho durante el curso no habrá servido de nada, o con lamentar lo que ya no tiene remedio!  Ojo con creer que falta un montón de materia y que va a ser precisamente la que me pregunten, ¡¡seguro!!

Nada de venirse abajo.  Al contrario: estáis ahora mejor preparados que nunca.  Vuestro cerebro está haciendo los últimos ajustes, clasificando y ordenando toneladas de información y, en pocos días, estará listo para afrontar cualquier reto.

Dicho esto, vamos con unos últimos consejos antes de la prueba, específicos de cada una de nuestras materias:

Geografía.

Consideremos, en primer lugar, la materia de geografía y el modelo de examen que os encontraréis el «día D».  Échale un vistazo en el siguiente enlace:

Cabecera modelo examen

  1. En primer lugar, dedicaríamos un par de minutos (o los que sean necesarios, porque no hay que precipitarse en la elección) a leer y valorar detenidamente las preguntas de las dos opciones.  Para ello hay que tener en cuenta los criterios de corrección, que puedes consultar en el siguiente enlace: [embed]http://www.uah.es/acceso_informacion_academica/primero_segundo_ciclo/acceso/selectividad/documentos/criterios/Crt_529.pdf[/embed] Finalmente, evaluando nuestras posibilidades de forma realista y sin dejarnos llevar por ninguna filia ni fobia que nos perturbe a la hora de decidir, elegiríamos la opción a contestar, así como el orden en el que vamos a cumplimentar las preguntas.
  2. Suponiendo que el orden en el que vamos a contestar es el del examen, comenzaríamos por las definiciones de términos y conceptos geográficos.  En la opción A, vemos que son sencillos, salvo quizás el dichoso FEOGA, un término ya trasnochado (fue sustituido en 2006 por el FEAGA) que son las siglas de uno de los fondos europeos que tanto parecen gustar a los redactores de las pruebas.  Igualmente son fáciles los de la opción B, aunque en clase no hayamos visto el CBD, siglas en inglés de «Distrito Central de Negocios», un término de la geografía urbana anglosajona, de difícil encaje en España; y «tundra», que ya me diréis qué pinta en un examen de Geografía de España. Vuelvo a insistir en lo dicho durante el curso:  Claridad, corrección y propiedad al redactar la definición.  Más vale brevedad y concisión que circunloquios y ambigüedades.  Ya lo sabéis: elaborad la definición de manera que si la leyese alguien que nunca ha oído tal término, su significado le quedase claro y nítido.Teniendo en cuenta que los términos deben haberse aprendido con precisión, a este apartado deberíais dedicarle entre 6 y 10 min.
  3. El desarrollo de un tema es una cuestión en la que se ha hecho hincapié durante el curso y para la cual os elaboré un documento que podéis consultar en el siguiente enlace: Como desarrollar un tema.  Contestar el de la opción A, «Los paisajes naturales españoles y la acción antrópica«, pasaría por una introducción general que describa el medio natural español a partir de la situación, la morfología y la diversidad de espacios de la Península ibérica y las islas; a continuación se describirían los cuatro grandes medios de España (mediterráneo, oceánico, de montaña y canario) a partir de las características de los elementos del medio natural: el relieve, el clima, la vegetación, los ríos y los suelos. Después se enumerarían los principales problemas medioambientales de España, haciendo alusión a los espacios más afectados por ellos, para terminar con las políticas de protección ambiental y la creación de una red de espacios naturales protegidos (parques nacionales, parques naturales, reservas de la biosfera, etc.) El tema de la opción B, «La organización interna de las ciudades españolas» lo tenéis desarrollado en su mayor parte en una entrada de este blog que ya os comenté durante el curso.  El epígrafe final sobre problemas de conservación urbana, entiendo que se referirá a las consecuencias del proceso por el que muchos sectores y barrios de la ciudad ven reducida su vitalidad e, incluso, se convierten en barrios marginales, con todos los problemas añadidos.En cualquier caso, no es fácil redactar un informe de casi dos caras de folio sobre un tema del que, o bien tenéis cuatro ideas que no parece que den tanto de sí, o bien sabéis tantas cosas que os pone nerviosos no poder contarlas todas.  Por eso, ante todo, hay que buscar un equilibrio entre las ideas generales y los detalles.  Conviene tener un esquema básico de las ideas-fuerza o ideas principales que serán las que habrá que explicar con todos los detalles de que seamos capaces y utilizando la terminología apropiada (muchos de los términos y conceptos geográficos de arriba se utilizarán ahora), mientras que el resto de ideas se enuncian de forma clara y mediante frases cortas y sencillas. Unas y otras deben acompañarse, a ser posible, de referencias espaciales (lugares, ciudades, provincias, regiones de España) en los que se puedan concretar de alguna manera dichas ideas. Por otro lado, como muchos temas son de carácter general (Los paisajes vegetales de España, las actividades económicas, la población española, etc.) habría que realizar un esfuerzo de síntesis que no siempre es fácil, y tener mucho cuidado en no desviarse del tema, por lo que es bueno de vez en cuando volver a leer su enunciado y los epígrafes que lo acompañan;  al tiempo que repasamos mentalmente los apartados del temario o del libro de texto para extraer relaciones con el tema propuesto.A este apartado se le pueden dedicar entre 35 y 40 min. como máximo.
  4. El siguiente apartado del examen puede corresponder, según la opción elegida, al comentario de un paisaje o de un gráfico. Para el paisaje, ya dejamos en su día un modelo de comentario en una entrada de este blog: [embed]https://geoblografia.wordpress.com/2011/03/27/70/[/embed]   Prueba a hacer lo mismo con el paisaje del modelo de examen.  Ojo, recuerda considerar siempre las unidades espaciales que se pueden delimitar con claridad, y no perderte en detalles:
    Paisaje para comentar en el modelo de examen del curso 2014-15

    Paisaje para comentar en el modelo de examen del curso 2014-15

    Para el gráfico (corresponde al examen de junio del año pasado), en este caso un climodiagrama perteneciente a algún lugar de la Submeseta Sur, existen pautas específicas en los apartados correspondientes a la preparación de las PAU del libro de texto o en algunas entradas de este blog dentro de la categoría «Algo de práctica»

    Climodiagrama modelo
    El tiempo dedicado a responder a este apartado no debería exceder los 20 minutos, teniendo en cuenta que tenemos unas pautas bien marcadas y unas fuentes de información cuyo esquema básico hemos debido de asimilarlo con claridad.

  5. Por último, el mapa que puede ser provincial de España o, en algún caso, de Europa.  En él se muestra la distribución de una determinada variable o categoría, dentro de un rango concreto, en una serie de provincias que aparecen tramadas.  Además de nombrar con precisión dichas provincias, se deben explicar las razones de tal distribución y las consecuencias que puedan tener sobre diversos ámbitos. En el caso de que el mapa fuera de Europa, podríais tener que nombrar, bien ríos, cordilleras y otros accidentes del medio físico, bien estados.
    Entre 15 y 20 min. de tiempo se requieren para este apartado, no más.
  6. Conviene, finalmente, dejar unos minutos, para repasar todo lo escrito, en busca de faltas de ortografía, errores de expresión o fallos evidentes en la utilización de algún término.

Algo que os preguntaréis y sobre lo que seguramente haréis apuestas, será qué preguntas (temas, sobre todo.) tienen más probabilidades de caer este año.  No se puede decir nada con seguridad, pero si nos guiamos por la estadística sobre lo que ha salido en los últimos años, yo echo en falta un tema sobre la industria española o sobre recursos y energía; por otro lado, también parece que va tocando un tema de geografía física, donde se abre mucho más el abanico de posibilidades, dado que en los últimos años no han caído muchos: Vegetación (bosques españoles, quizás) o un sector del relieve peninsular (la Meseta, por ejemplo). Entre los documentos geográficos a comentar, a parte del paisaje, quizás este año toque un plano urbano, una pirámide de población o una gráfica sobre la evolución de la población activa o el paro. Respecto a los mapas, alguno sobre cultivos (cereal, por ejemplo) o sobre saldo migratorio en España.  También es probable que caiga (hace años que no ocurre) un mapa de España o de Europa sobre elementos del medio natural como ríos o cordilleras.

Modelo de comentario de gráficos (pirámides de población)

Completo este «post» con un modelo de comentario de uno de los gráficos que suelen ser recurrentes en selectividad: las pirámides de población.  En este caso se trata de las de Murcia y Asturias del año 2011. Haremos un análisis comparativo y otro por separado de ambas pirámides:

Piramide murcia 2012

Piramide Asturias 2013

Ambas pirámides encajan dentro del modelo general de los países con un índice de desarrollo humano alto, que muestran una típica forma de urna.  Representan poblaciones que han finalizado su transición demográfica y se caracterizan por un reducido crecimiento natural debido a bajas tasas de natalidad y mortalidad, a lo que se unen una muy pequeña mortalidad infantil y una elevada esperanza de vida, todo ello signo de una mejora de la calidad de vida que es consecuencia, en primer lugar, del proceso de urbanización español, que se acelera desde los años 60 del siglo pasado, y en segundo lugar, del desarrollo del estado de bienestar a partir de los años 80.
Desde el punto de vista de la estructura por edad, se trata, como se puede comprobar por la gran anchura de los grupos de edad más avanzados, en la parte superior de ambas pirámides, de poblaciones envejecidas que, no obstante, experimentan un repunte de la natalidad en los últimos 10 años, que se muestra nítidamente en la base de las mismas, y que se debe, más que a un cambio de tendencia en la natalidad, al efecto de la llegada de miles de inmigrantes adultos jóvenes, en edad de tener hijos y/o con comportamientos más natalistas.
Desde el punto de vista de la estructura por sexo, es muy clara la disimetría que se produce entre los hombres y las mujeres en las edades adultas-viejas y viejas (a partir de unos 40 años) a favor de las mujeres. Ello es debido a diversas causas: biológicas, laborales, hábitos más saludables, etc. que, en conjunto, han hecho que las mujeres hayan estado menos expuestas a factores de riesgo de muerte.
Respecto a sucesos demográficos que quedan reflejados en el perfil de la pirámide, como entrantes y salientes en la misma, cabe mencionar los siguientes:
– El hueco en la generación de los nacidos durante la Guerra Civil, entre 70 y 74 años es mucho más nítido en Asturias que en Murcia, dado que en esta última puede haber muchos pensionistas que se ha trasladado a esta comunidad por motivos de salud y por su clima.  Más abajo, en el grupo de edad de 40 a 44 también se observa un pequeño entrante que se corresponde con los hijos de los anteriores.
– Otro hueco o, más bien, una discontinuidad importante, lo encontramos en los grupos de edad por debajo de los 20/25 años, que se corresponden a los nacidos en los años de mayor contracción de la natalidad en España, iniciado a finales de la década de los años 80, y que alcanza su mínimo en el grupo de 10 a 14 años.
– El saliente que más destaca en ambas pirámides es el que abarca los grupos de edad de 30 a 39 años, que se puede relacionar, por un lado, con el final de la etapa del «baby boom» retardado, y sobre todo, con la afluencia de inmigrantes en relación con el auge de la construcción, el turismo y la economía española en general de los años 95 a 2010.

Sin embargo, se observan también claras diferencias entre una y otra región.  Trata de identificarlas y explicarlas siguiendo las pautas del comentario anterior.

Historia del Arte.

La prueba de Historia del Arte, debido a la propia naturaleza de la materia, mucho más homogénea en sus contenidos que la de Geografía, tiene unos criterios más concretos y específicos, tanto en lo que se refiere a las orientaciones para su elaboración y estructura final
[embed]http://www.uah.es/acceso_informacion_academica/primero_segundo_ciclo/acceso/selectividad/documentos/orientaciones/Ort_515.pdf[/embed],
como en lo referido a su corrección
[embed]http://www.uah.es/acceso_informacion_academica/primero_segundo_ciclo/acceso/selectividad/documentos/criterios/Crt_515.pdf[/embed].

El examen modelo es el que podéis consultar en el siguiente enlace:

Modelo Examen PAU Historia del Arte

Las pautas a seguir para responder al examen son similares a las comentadas para geografía.  En primer lugar, dedicaremos un par de minutos, o algo más si es necesario, a la valoración del examen y a la determinación de la opción a contestar.  Después, cumplimentar el examen supone dedicar a cada apartado un tiempo más o menos proporcional a su valor en la calificación final de la prueba. Así, el tema, como máximo, nos llevaría 40 de los 90 minutos de tiempo disponible; 25 minutos para el comentario de la lámina, entre 10 y 15 minutos los términos, y por último, 10 como máximo para la pregunta relacionada con la enumeración de autores y obras.  Dejar unos minutos para el repaso y la detección de errores sería lo ideal.

Respecto a qué temas o láminas pueden caer este año, es bastante arriesgado apostar por algunos concretos, dado el volumen de autores y obras relevantes en la Historia del Arte, así como de enunciados de posibles temas. No obstante, aún con un elevado riesgo, como decimos, de fallar en la predicción, me atrevería a pronosticar alguna pregunta (una lámina e, incluso, un posible tema) sobre El Greco (se celebra el cuarto centenario de su muerte) o sobre arquitectura barroca (Desde Bernini a Juvara, en Europa, o desde Gómez de Mora a Casas Novoa en España);  también el arte paleocristiano y bizantino e, incluso, el prerrománico van ganando papeletas a medida que van pasando los cursos y siguen sin caer.  Y, aunque han caído recientemente láminas de arte hispanomusulmán, como tema, atentos al arte islámico.  También hace mucho que no cae la arquitectura románica.  Y por concluir, añadiría, con menos convicción, el arte Neoclásico.

Modelo de comentario de una imagen (La familia de Carlos IV, de Goya)

En el examen de Historia del Arte, el comentario de una lámina en la que se muestra una obra de arte, suele ser uno de los ejercicios más temidos.  Es preciso, ante todo, tener claros los rasgos que nos permiten distinguir a unos estilos de otros, por un lado, y las pautas que se deben seguir en dicho comentario, por otro.  Pero en ocasiones ocurre que nos encontramos con autores que no responden a los cánones de la época y no es fácil encajarlos en un estilo.  Es el caso de Goya.  Por eso es importante haber visto muchas obras durante el curso y en los días previos a la PAU, lo que nos ayudará a discernir cuando hay dudas.  Vayamos, pues, con el comentario de esta obra:

Goya - Familia de Carlos IV

En primer lugar (aunque esto no tenemos por qué aseverarlo desde el inicio) la obra de Goya aquí expuesta es el retrato de la familia de Carlos IV, y se corresponde, por tanto, con la época de finales del siglo XVIII y comienzos del XIX (esto lo sabemos por la asignatura de Historia de España, y es que es bueno siempre echar mano de otras materias), que coincide, en términos artísticos, con el Neoclasicismo.  La Ilustración había impulsado en Europa y América, una nueva manera de ver el mundo, basada en la razón.  Será el triunfo del intelecto racional sobre las creencias irracionales asociadas al oscurantismo religioso, de la ciencia sobre la superstición, y de la libertad sobre el absolutismo.  Todo ello se reflejará en el arte, bien mediante la asunción directa de los modelos racionales por excelencia: los clásicos; bien mediante una respuesta libre y crítica allí donde perviva la irracionalidad medieval dominante, como forma de lucha (España), o donde la libertad adquiera mayor relieve (Inglaterra).
Pasando a los aspectos conceptuales de la obra, diremos, como ya mencionamos anteriormente, que pertenece al género del retrato, en el que los miembros de la familia del rey de España posan en actitud distendida y familiar (valga la redundancia) junto al propio autor, que se sitúa en una zona de semipenumbra, al estilo de Velázquez en Las Meninas. La función del cuadro es, por lo tanto, registrar de forma oficial o dar fe, en presencia del testigo (el propio Goya), de los miembros de la familia real, por lo que todos van vestidos de forma elegante, con ocasión de la reunión, pero sin los símbolos del poder (cetros, coronas, capas de armiño, etc.)  Al tratarse de un cuadro oficial, la futura esposa del que sería rey, Fernando VII, gira la cabeza para que no se le pueda identificar.
Se trata de un lienzo de grandes dimensiones pintado al óleo, lo que permite conseguir brillos y matices que resaltan el lujo y la calidad de las prendas y joyas que portan los retratados.  La técnica de la pincelada es suelta y brillante, y contribuye al efecto, antes enunciado, de hacer resaltar ropajes y complementos.  En relación con esto último, como era típico en Goya, pero al contrario de lo normal en la época del Neoclasicismo, en la representación de las figuras el color (que incluye gamas de tonos muy vivos) se impone sobre la línea.
La composición nos ofrece una visión del grupo en varias líneas, destacando en la primera los miembros más importantes (El rey y la reina junto a los infantes, de los cuales se adelanta Fernando, el heredero de la corona), en la segunda los hermanos del rey y los esposos de los infantes, para terminar con el último personaje, que es el propio Goya. No existe un fondo especialmente espacioso, sino que aparece la pared muy próxima con dos grandes cuadros colgados en ella.  La luz es frontal y realza las figuras más importantes, con zonas de sombra que permiten oscurecer a otras figuras menos relevantes al tiempo que el fondo oscuro de la izquierda permite visualizar a Goya y el lienzo del retrato.

En fin, lo dicho: que no falte la suerte, pero, ante todo, confianza en uno mismo.

 
Deja un comentario

Publicado por en 08/06/2015 en Algo de práctica, Arte, Geografía

 

Etiquetas: ,