RSS

Geografía de España (5): Los espacios urbanos

No es fácil definir, hoy en día, el término ciudad. Los rasgos que nos permitían calificar a un núcleo de población como urbano (alta densidad edificatoria, elevada población, diversidad funcional, actividades secundarias y terciarias, etc.) hoy también los podemos encontrar en áreas no urbanas. Si a ello unimos la existencia de grandes aglomeraciones producto de la fusión de varias ciudades, que se extienden por áreas cada vez más grandes, actualmente se tiende a hablar de fenómeno urbano.

Pamplona desde el aire

En cualquier caso, si tenemos que delimitar de alguna forma el concepto de ciudad, deberemos combinar criterios cuantitativos (10.000 habitantes en el caso de España), criterios cualitativos tradicionales (morfológico, funcional y sociológico) y el criterio espacial, que se basa en la capacidad para organizar el espacio que rodea a la ciudad, sobre el que ejerce una influencia clara y directa.

1. El proceso de urbanización

La ciudad actual es el resultado de una evolución en el tiempo, en la que han ido dejando su huella factores muy diversos. Entre ellos, cabe destacar las funciones que ha ejercido a lo largo de su historia (defensivas, religiosas, económicas, etc.), las actividades económicas a las que se han dedicado sus habitantes, el crecimiento de su población y de la superficie ocupada, el desarrollo tecnológico y el gusto estético de cada período, así como las vicisitudes históricas (Revoluciones, actuaciones urbanísticas, incendios, guerras, etc.) por las que ha atravesado.

A lo largo del último milenio, podemos afirmar que ha existido una tendencia a la concentración de la población española en las ciudades, denominada proceso de urbanización, que ha ido en paralelo al progresivo abandono del campo, o éxodo rural. Dicha tendencia fue apenas reconocible durante los siglos de la Edad Media y de la Edad Moderna, pero se acentuó a partir de mediados del siglo XIX, cuando tiene lugar el inicio de la industrialización y el proceso de urbanización se hace patente al superar la población urbana a la rural, hasta alcanzar en la actualidad el 80% del total.

sistema-urbano-15-638

Así, en España, el proceso de urbanización, se divide en dos grandes fases, además de una tercera que se refiere a los cambios que la ciudad actual experimenta de acuerdo con los procesos de terciarización y globalización de la economía:

  • La urbanización preindustrial: abarca desde los orígenes del fenómeno urbano en la península Ibérica, en época de las colonizaciones fenicia y griega (Cádiz, Ampurias, Cartagena, etc.), hasta mediados del siglo XIX. La mayor parte de las ciudades actuales aparecen en esta fase, consolidándose como tales, bien durante la dominación romana (Barcelona, Tarragona, Zaragoza, Lugo, Mérida, etc.), bien en la época medieval, tanto en las regiones musulmanas (Murcia, Almería, Badajoz, etc.) como en las cristianas (Oviedo, Burgos, Zamora, etc.) Durante la Edad Moderna, no aparecieron nuevas ciudades, sino que las existentes crecieron o se estancaron en función de las vicisitudes políticas y económicas por las que atravesaron, destacando en esta época Sevilla, Valladolid o Madrid. Esta última, convertida en capital del reino, creció hasta convertirse a principios del siglo XIX en la mayor de España.
    Al finalizar esta fase, la tasa de urbanización en España, rondaba el 10%.
  • La urbanización industrial: Abarca hasta finales del siglo XX y durante esta época la tasa de urbanización experimentó un gran crecimiento, hasta alcanzar casi el 75%. Los factores impulsores fueron de tipo administrativo (nueva división provincial y creación del nuevo estado liberal durante el siglo XIX) y económico-social, con los inicios de la industrialización y el éxodo rural.
  • La urbanización postindustrial: Desde comienzos de los años 80, se ha producido, por un lado, una clara desaceleración del proceso de urbanización (la tasa apenas ha aumentado desde entonces, aunque las áreas urbanizadas han seguido creciendo); por otro lado, cambios muy importantes en la morfología y el desarrollo de las ciudades, relacionados con los procesos de terciarización y de globalización de la economía, así como con nuevas prioridades como la sostenibilidad.

 

2. La morfología urbana

La morfología urbana es la fisonomía externa de la ciudad, que se genera a partir  del conjunto de volúmenes y vacíos que la componen y de la disposición espacial de los mismos.  Los volúmenes son lo edificios, los monumentos, los parques arbolados y las instalaciones de todo tipo, mientras que los vacíos estarían representados por las calles, avenidas, plazas y jardines. La morfología de una ciudad depende de muchos factores, entre los que destacan los siguientes:

  • El emplazamiento, o espacio concreto sobre el que se asienta la ciudad, el cual, a su vez, depende del medio físico (el relieve)y de la función original que desempeñaba la ciudad.
  • La situación, o posición relativa de la ciudad respecto a otros elementos del territorio (otras ciudades, vías de comunicación, costa, etc.) y que depende de la función que cumple la ciudad en ese territorio (administrativa, militar, comercial, etc.)
  • La construcción, que incluye la edificación (colectiva o individual) y la trama urbana (o disposición de los edificios).
  • Los usos del suelo: residencial, industrial, comercial, etc.

El Plano urbano es una representación de la ciudad en dos dimensiones, en la que se puede ver, en conjunto, la distribución de los espacios construidos (o cerrados) y los espacios libres (abiertos o de comunicación).  Los planos deben ser lo más detallados posible y en ellos aparece la información necesaria para conocer y controlar la ciudad. Existen tres tipos de planos básicos:

  • Irregular, en el que la trama no tiene ejes claros que organicen el espacio urbano y las calles se trazan de forma irregular.
  • Radiocéntrico, en el que la disposición de los espacios construidos y las calles se ordena a partir de un núcleo central.  De él parten, como radios, las principales vías de la ciudad, que son cortadas por otras que forman anillos en torno al centro.
  • Ortogonal, también llamado en cuadrícula o en damero, en el que las calles se disponen formando ángulos rectos al cruzarse unas con otras.

Observa el plano medieval de Aranda de Duero, el de Vitoria de 1846 y el actual de Valencia:  ¿Cuál crees que es la diferencia más relevante en la elaboración de dichos planos?  ¿Qué diferencias existen entre las tres ciudades, según su plano?  ¿Existe en el plano de Valencia algún sector que recuerde la trama urbana representada en el de Aranda o el de Vitoria?  ¿Cómo describirías la morfología del resto de la ciudad de Valencia?

Plano medieval de Aranda de Duero.

Plano de Vitoria de 1846

Plano de Valencia.

En el plano  queda visible, no solo la morfología general urbana, sino también las partes que constituyen la ciudad, cada una con unas funciones, una historia y una morfología diferenciadas, perfectamente reconocibles en él, como se aprecia en el último de los planos.

 

3. Estructura urbana

La estructura urbana es el conjunto de áreas interrelacionadas que componen una ciudad, diferenciadas por sus funciones y su morfología.  Se trataría del resultado final del proceso de urbanización, que habría ido añadiendo a la ciudad española, las siguientes áreas:

  • El casco antiguo, es decir la parte de la ciudad que se hereda de la época preindustrial y que, en muchas ocasiones, es el núcleo originario de la misma.  El hecho de haber estado rodeada de murallas le suele dar un carácter compacto, la carencia de medios de transporte numerosos y de gran tamaño hizo que las calles fueran estrechas y la trama irregular (Toledo, Córdoba o Granada.) o en cuadrícula en aquellas ciudades nuevas o con herencia romana (Tarragona, Briviesca o La Carolina).
    casco-historico-segovia-aereo

    Centro histórico de Segovia

    La industrialización introdujo en el casco antiguo algunas transformaciones importantes (derribo de las murallas, apertura de grandes vías y plazas, renovación de la edificación con estilos constructivos nuevos, etc.) como resultado de las nuevas necesidades y las nuevas técnicas y medios de transporte. Hoy en día son zonas de uso administrativo, comercial, cultural y/o turístico y con escasa población residente.

  • Ensanches burgueses y nuevos barrios, producto del surgimiento y expansión de la ciudad industrial en España, desde mediados del siglo XIX hasta el primer tercio del XX.
    a) El Ensanche  se construye siguiendo un plano en cuadrícula y responde al deseo de expansión urbana ordenada y planificada de la nueva burguesía industrial y comercial.  Los primeros y mejores ejemplos de ensanches en España son los de Barcelona y Madrid. Los proyectos iniciales de ensanches urbanos contemplan un uso fundamentalmente residencial, con una baja densidad edificatoria y amplios espacios verdes y de comunicación que ofrecieran a sus ocupantes (burgueses y clase media alta) una alta calidad de vida.  Sin embargo, a medida que el valor del suelo fue elevándose, la trama se densificó, la edificación se verticalizó (aumento del número de alturas de los edificios) y fue apareciendo un uso terciario del suelo (comercial y administrativo) que no estaba previsto inicialmente. Hoy en día, los sectores más céntricos, renovados estéticamente, se han convertido en zonas de alta calidad urbana  especializadas en el sector terciario. 


    b) Los barrios obreros e industriales del extrarradio son el necesario complemento al ensanche burgués.  Lejos de éste, junto a las áreas industriales que fueron creciendo en las zonas del extrarradio, surgieron extensas barriadas que acogían a la población inmigrante procedente del campo (éxodo rural).  La trama y la tipología de los edificios de estos barrios eran muy variadas, yendo desde la autoconstrucción y la trama irregular hasta algunas zonas que eran planificadas por los gobiernos municipales o por los dueños de la industria, para albergar a las familias obreras con los servicios esenciales.

    chabolismo

    Chabolismo en algún lugar del extrarradio de Madrid, 1950. Hugo Willmar

    En la actualidad, el crecimiento de la ciudad ha convertido a muchas de estas áreas en espacios céntricos, lo que ha revalorizado el suelo que ocupan y ha impulsado su remodelación o, en el caso de las zonas industriales desmanteladas, la creación de nuevos barrios residenciales o de servicios.

    c) Los barrios o “ciudades” jardín, se concibieron en principio como zonas de residencia obrera y de clase media, a partir de un urbanismo “utópico” que quería recrear la vida en la naturaleza con el objetivo de buscar la felicidad de los residentes.En España hubo varias experiencias en distintas ciudades que tuvieron un éxito desigual, pero el ejemplo más desarrollado fue el de la Ciudad Lineal de Arturo Soria, en Madrid, que se articulaba en torno a una gran calle que contenía todos los servicios básicos, flanqueada por manzanas formadas por casas unifamiliares.  Aunque la idea era rodear toda la periferia madrileña, sólo llegó a construirse el sector noreste.  Actualmente, debido a la integración en el casco urbano de Madrid y la revalorización del suelo, las casas unifamiliares han ido siendo sustituidas por construcciones en altura y zonas comerciales.

    Ciudad Lineal de Arturo Soria.

  • La Periferia urbana actual.  El crecimiento urbano que se produce en España desde 1950, estuvo protagonizado por la expansión industrial y residencial.  Esta última responde a diferentes tipologías, en función de factores como la calidad ambiental, la comunicación con el centro de la ciudad y, por supuesto, el precio del suelo.  Así, tendríamos diferentes tipos de barrios: a) Barrios marginales de infravivienda o poblados de “chabolas”, que surgen de forma espontánea en las áreas más marginales y de peor calidad ambiental de las ciudades durante el momento álgido del éxodo rural (década de los años 50). b) Barrios de viviendas de promoción oficial, construidos a iniciativa del estado para paliar en lo posible el problema de la inmigración masiva y el crecimiento de los barrios de chabolas.  Su mayor desarrollo se alcanzó entre los años 50 y 60. c) Poligonos de vivienda de promoción privada, surgidos a partir de 1960, generalmente compuestos por edificios de gran altura y de estructura geométrica.  Recientemente (años 80 y 90) han aparecido barrios de manzana cerrada, de mayor calidad y ocupados preferentemente por la clase media acomodada. d) Áreas de vivienda unifamiliary trama abierta, surgidas a partir de finales de la década de los 80, han adquirido una gran dimensión en las periferias urbanas de muchas ciudades españolas en los últimos años (y especialmente en áreas turísticas) muy ligada a la difusión del uso del automóvil.Hoy en día, en esta periferia urbana han surgido también nuevas áreas industriales (polígonos industriales, parques empresariales y parques tecnológicos), así como grandes centros comerciales y otras áreas de equipamiento (sanitario, educativo, etc.)

Sobre las siguientes imágenes, una vista por satélite y el plano de la ciudad de Pamplona, puedes probar a identificar cada una de las partes antes comentadas y explicar su forma, organización interna e integración con el resto de las partes de la ciudad:

Vista de satélite de Pamplona.

Vista de satélite de Pamplona.

Plano de Pamplona.

Plano de Pamplona.

Por último, el crecimiento urbano reciente, de la mano de la expansión económica que han experimentado algunas regiones y ciudades españolas, ha originado lo que se conoce como aglomeraciones urbanas, es decir, la fusión en un continuo urbano de diversos núcleos preexistentes.  Se distinguen los siguientes tipos:
a) Áreas metropolitanas, formadas por una ciudad principal y los municipios del entorno, como por ejemplo ocurre en Madrid, Barcelona o Bilbao).
b) Conurbaciones, formadas por el crecimiento paralelo de dos o más ciudades hasta unirse en un continuo urbano.  Cada ciudad mantiene su independencia desde el punto de vista económico y administrativo. En España son propias de zonas turísticas: un ejemplo lo tenemos en la conurbación Alicante – Elche – Santa Pola.
c) Regiones urbanas, que son aglomeraciones urbanas discontinuas formadas a partir del crecimiento de núcleos de diferente tamaño y funciones.  Un ejemplo lo constituye el centro de Asturias, con Gijón, Oviedo, Avilés, Mieres y Langreo.
d) Megalópolis, o aglomeración urbana suprarregional, constituida por ciudades, áreas metropolitanas, conurbaciónes  y regiones urbanas de diversa extensión e importancia.  En España podría considerarse como tal el eje mediterráneo (desde Gerona – Barcelona hasta Cartagena).

 

4. Problemas de las ciudades españolas y ordenación del espacio urbano

La expansión del fenómeno urbano hasta ocupar enormes extensiones de terreno y afectar a la mayor parte de la población, ha generado, especialmente en países desarrollados como España, problemas de diversa índole que podemos agrupar de la siguiente forma:

  • Problemas derivados de la aglomeración urbana, que se traducen en una excesiva presión sobre los espacios no urbanizados, la constante elevación del precio del suelo, y la creación, alrededor de las ciudades, de amplísimas áreas de abastecimiento y equipamientos que provocan congestión y dificultades para el tráfico y “devoran” grandes cantidades de agua, energía y otros recursos.
  • Problemas socioeconómicos. Además del mencionado aumento del precio del suelo, la terciarización ha generado en las ciudades una transformación de funciones y de usos del suelo de gran envergadura, que se ha saldado con problemas de desempleo, estrés, marginación, hacinamiento, delincuencia, desarraigo, etc. En los últimos años, la presión ejercida por el turismo y otras actividades terciarias en el centro de las ciudades, ha llevado al abandono y la pérdida de las funciones tradicionales de estas áreas, verdadera ¨esencia¨ de la ciudad.
  • Problemas medioambientales. Son, quizás, los más conocidos y preocupantes, al menos en el mundo desarrollado. Entre ellos, destacan la existencia de microclimas urbanos (islas de calor), la contaminación atmosférica (elevadas concentraciones de metales pesados), la contaminación acústica y lumínica, y la generación de cantidades enormes de residuos sólidos o líquidos de difícil eliminación.

Contaminación-en-Madrid-vista-desde-la-Avenida-de-América

La búsqueda de una solución a estos problemas pasa por la ordenación y planificación urbana. En este sentido, hay que tener en cuenta que, en la producción (o creación) del espacio urbano, intervienen diversos agentes, cada uno con diferentes intereses y objetivos. Son los propietarios y promotores del suelo, los empresarios industriales o de servicios, la ciudadanía y, finalmente, los poderes públicos.

El urbanismo sería la respuesta ordenada a dicho conflicto de intereses y a los problemas derivados de ello, mediante la aplicación práctica de principios teóricos viables, es decir, mediante la planificación. A lo largo de la historia reciente, sobre todo desde el gran crecimiento experimentado por las ciudades con la industrialización, se han puesto en marcha grandes planes de ordenación del espacio urbano, tal como se ha visto en el apartado correspondiente dentro del estudio de la estructura urbana. Producto de ello serían los ensanches burgueses, como tipo de actuación urbanística muy común a finales del siglo XIX en España, u otros de carácter más singular y experimental, como la ¨Ciudad Lineal¨de Madrid.

Posteriormente, a mediados del siglo XX, durante la dictadura franquista, se pusieron en marcha los planes de ordenación urbana impulsados por el estado. Se aplicaban sobre el conjunto de la ciudad y dividían a ésta en zonas a las que se asignaba una función concreta. En la actualidad, la planificación y el ordenamiento del espacio urbano se ha descentralizado: las autonomías tienen las competencias exclusivas en ese campo, y los municipios realizan el planeamiento urbano, de acuerdo con la legislación. Utilizan para ello, instrumentos como  los planes generales, que regulan y ordenan, para períodos de tiempo determinados, tanto los usos del suelo y la edificabilidad, como las infraestructuras y la protección medioambiental; los planes parciales, para áreas concretas; y los planes especiales, que suelen centrarse en la solución o la prevención de problemas concretos en distintas áreas de la ciudad, tales como la degradación de centros históricos o el aumento de la demanda de nuevas áreas comerciales, residenciales, etc. (en la imagen, el plan Castellana Norte, en Madrid, actualmente en proyecto)

Visita APR 10-09-2015

La fuente legal para todo este tipo de actuaciones se encuentra en la llamada Ley del Suelo, o conjunto normativo que establece las bases para la ordenación y la explotación económica de los terrenos calificados como urbanos. Dicha ley se va actualizando a medida que cambian las circunstancias y las necesidades de las ciudades, o bien en función de la orientación política que cada gobierno dé a las mismas. La actual data de 2008, corregida y actualizada en 2015.

En términos generales, la tendencia más importante en la planificación y ordenación urbana actuales, es la sostenibilidad socioeconómica y ambiental, ligada al desarrollo de las smart cities, o ciudades inteligentes. Se trata de conseguir en ellas un equilibrio entre los distintos elementos que componen la ciudad (población, gobernanza, actividades económicas, edificación, infraestructuras, etc.), utilizando para ello las nuevas tecnologías de la comunicación y la eficiencia energética.

 

5. El sistema urbano español

Entendemos por sistema urbano el conjunto de ciudades (nodos) y las relaciones que establecen entre sí (flujos) dentro de un país. Dichas relaciones suelen generar un reparto de las funciones que ejercen y, según su tamaño, establecer la cantidad y variedad que cada una puede ofrecer a la población que vive en su área de influencia. Todo ello, crea una clara jerarquía entre las ciudades dentro del sistema que, normalmente, suele depender de su tamaño o población.

 

Una respuesta a “Geografía de España (5): Los espacios urbanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: